Ven aquí, te voy a decir por qué estoy sola

Primero decirte que te quites de la cabeza esa idea vacía de pensar que yo no soy feliz. Después empieza por descartar ese absurdo discurso en el que argumentas que yo estoy sola porque no me quiere nadie.¿Quieres saber por qué estoy sola de verdad?

sola

Bueno… no quiero embarcarme en ningún viaje con alguien que aún esté acarreando sus bagajes del pasado, no quiero conocer otro mundo si no conozco el mio mismo.

No quiero hacer daño a nadie ni a su corazón con mis incertidumbres, no estoy preparada ni quiero hablar del pasado ni recordarlo.

No estoy herida, no me machaco, solo son estas cosas que pasan en la vida, y llega un momento en que nos cansamos, ¿sabes? No soy de tentar a la suerte, no estoy en esa fase, de haber si saldrá bien o no, yo quiero de verdad, no quiero más farsas. Ven aquí, te voy a decir por qué estoy sola ­

Estoy lista para el combate, pero no para alguien que ni siquiera pierde un segundo en llamarme y saber cómo estoy.

No quiero invertir mi tiempo con alguien que no invierte el suyo conmigo, que no le importo y que sólo me aporta dolor. ¿Lo entiendes? Soy feliz así, ¿por qué decepcionarme una vez más? Sería una idiotez por mi parte.

¿Y si quiero terminar de ver mi lista de series? ¿Qué pasa si quiero viajar, ver mundo, aprender un nuevo idioma, conocer gente nueva, otros lugares?

De hecho eso es lo que quiero. De hecho, estoy sola porque quiero más … Quiero a alguien que no me prive de la vida, que comparta su dolor, que me vea como un refugio y que pueda darle la bienvenida con un abrazo cuando no estoy bien.

Realmente quiero a alguien para aumentar mi lista de series con sus consejos y se quede conmigo la noche del sábado al final del mes en esos momentos en los que andamos cortos de dinero y no estamos para salir.

Quiero a alguien que no se avergüence de presentarme a sus amigos y que no tiene miedo del compromiso.

Estoy esperando a que el Príncipe Azul -sé ahora mismo lo que estás pensando- que venga a recogerme en un coche de caballo y me abra la puerta del carruaje.

Sinceramente, me importa un bledo que no haya dinero para salir, que cenemos palomitas de maíz, no estoy esperando a nadie que me pague la factura, ni que me saque a pasear todos los días, ni que me lleve en coche a todos los lugares, no es eso, no busco eso….

No quiero joyería, ropa cara, perfumes caros, cenas caras, coches de lujo. No es lo que yo busco en alguien, porque si para ti esta es la concepción del hombre perfecto (es decir, los hombres ricos) y la concepción del príncipe azul, definitivamente te quedarás sola.

Me gustaría que alguien me diga que? – ¡Vamos! 

Quiero más … mucho más. Quiero que alguien me incluya en sus planes, que me irrite en la misma proporción que despierta mi amor.  Quiero alguien que me respete y respete a los demás. De hecho, el respeto es la clave.

Estoy sola porque la relación no se trata de tratos, no se trata de oportunidades, la relación es la inversión, la inversión de tiempo del uno en el otro.

Estoy sola porque puede ser que desee disfrutar de esta etapa de no estar con nadie, quiero organizar mi vida, hacer de nuevo mis planes. Estoy sola porque yo estoy bien, porque no quiero a alguien para disminuir, quiero que alguien venga a añadir.

Así que deja con este discurso aburrido de que necesito a alguien, dejar de pedir a dios que me de un hombre bueno…estoy sola porque me da la gana. Y soy feliz.

Dejar de querer empujarme a conocer a alguien, dejar de dar mi número de teléfono a chicos y no seas más mi casamentero, esto es muy molesta por esto, créeme.

Cuando yo tenga interés buscaré, estate tranquilo. No me importa si piensas que esto es vulgar o inapropiado para una mujer.

Estoy sola porque sí, porque quiero y porque estoy bien. Estoy sola porque llega un momento en el que deja ver para creer que las heridas es mejor dejarlas sanar y recomponerse. Estoy sola porque a veces necesitamos un tiempo sólo para nosotros y no tener a nadie para ocupar nuestros pensamientos, ni tener que darle nuestro tiempo.

Estoy sola porque me lo merezco mucho y que realmente quiero estarlo.

Estoy sola porque no quiero que alguien me restriegue mi pasado y me pegue con mis errores como si fuesen un látigo. No, no quiero nada, no quiero a nadie, no quiero ningún sentimiento, no quiero cualquier historia, necesito sanarme, sanar el pasado, sanar las heridas.