vacunas

El 75% de los niños que recibieron vacunas en Ciudad de México han muerto o han sido hospitalizados

vacunacion

A pesar de los intentos insidiosos de los medios de comunicación que son controlados por las corporaciones estadounidenses para censurar historias acerca de los efectos secundarios mortales de las vacunas, la verdad se mantiene en la superficie.

La última tragedia por culpa de las vacunas ha sido con la muerte de dos bebés en La Pimienta, México, y 37 pequeños más que han sido hospitalizados por reacciones graves a las vacunas. En definitiva 14 niños han estado en estado grave, 22 están estables y 1 está en  estado crítico”

Lo que es especialmente alarmante es que sólo 52 niños fueron vacunados en México, lo que significa que el 75% del total tenido reacciones fuertemente adversas. Las vacunas fueron administradas por el Instituto Mexicano del Seguro Social, conocido como el IMSS.

El IMSS confirmó las reacciones mortales que podrían ocurrir después de los niños que recibieron inyecciones de vacunas para la tuberculosis, rotavirus y hepatitis B -.

Finalmente, viendo las reacciones causadas en este pequeño grupo de niños el IMSS ha suspendido las vacunas pendientes por suministrar, ya que el resultado ha desencadenado una investigación sobre el por qué de estas muertes y estas  hospitalizaciones. De acuerdo con los medios de comunicación de los Estados Unidos, el 100% de los intereses de estas vacunaciones son meramente corporativos.

Según ellos, las vacunas no tienen por qué dañar a nadie y son perfectamente seguras de inyectar a niños en cantidades ilimitadas (nada más lejos de la realidad). Este peligroso e inhumano “Negocio de Lesiones por Vacunas” se ha tapado en los medios de comunicación lo que contribuye a que más niños tengan peligro por que se les suministre una de ellas.

El gobierno del Reino Unido acordó pagar 90 millones $ a las víctimas de la vacuna contra la gripe porcina. Esa vacuna causó daño cerebral permanente a más de 800 niños de toda Europa. La verdad es que las vacunas dañan con regularidad e incluso matan a niños inocentes, muy probablemente debido a los aditivos químicos tóxicos y conservantes que contienen todavía.

A medida que el CDC admite abiertamente, que las vacunas todavía están formuladas intencionadamente con mercurio, aluminio, glutamato monosódico y formaldehído es aterrador como poco. Algunas vacunas incluso utilizan ingredientes derivados de tejido fetal humano abortado.

Esto como poco da escalofríos, pone en tesitura a los padres y da pavor, pero es importante que salga a la luz, si quieres ver más sobre el que le dio la luz a esta información Mike Adams, mira el siguiente video:

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.