Sociedad

Spinner – La Nueva Operación Borrego del Siglo XXI

El spinner ha entrado con fuerza en el inconsciente colectivo de la sociedad, y hoy por hoy es una moda que se está asentando en todo el mundo. Aunque todavía, yo particularmente, no estoy segura de para qué sirve verdaderamente, se supone según dicen que es un juguete infantil terapéutico…

Y después va y Albert Rivera nos quiere prohibir las terapias alternativas, por favor, que baje dios y me lleve con él, porque el mundo está fatal de los nervios (nunca mejor dicho).

spinner

El caso es que este juguete, es una herramienta para saciar la hiperactividad de los niños de hoy en día, al menos, es lo que dicen los promotores, aunque yo creo que más bien es un juguete infantil en pleno crecimiento de ventas que toma ventajas principalmente con uso del marketing social, pero bueno…

La Verdadera Historia Del Juguete De Moda

La historia del spinner va mucho más allá de ser un simple juguete para críos hiperactivos. La creadora de este juguete es la ingeniera Cathering Hettinger, esta mujer al padecer una enfermedad autoinmune se vio frustrada al no poder jugar con su hija que tan sólo tenía siete años, por ello ideó este juguete, el spinner, para que la niña se entretuviese.

El juguete, es muy pequeño, cabe en la palma de la mano, y está formado por dos partes, el centro y la  hoja de rotación con tres especies de hojas a modo de trébol. El caso es que la ingeniera Hettinger inventó el spinner en el año 1993, compró la patente e intentó vender la idea durante 8 años seguidos sin obtener apoyo de nadie.

El último intento fue en el año 2005, cuando Hettinger intentó que le comprase la idea Hastro, recibiendo un rechazo como respuesta, sin poder seguir pagando la patente, que finalmente perdió…

Ahora, en el año 2017, nos encontramos con que “alguien” que no sabemos quién es, ha vuelto a tomar la patente y a vender el juguete con un gancho muy atrayente para los tiempos que corren y de donde Hettinger, la verdadera persona que tuvo la idea, no ha cogido ni un céntimo de todas las ventas.

Sabemos ya de sobra que vivimos en una sociedad donde cada día hay más diagnósticos de niños con hiperactividad, con ansiedad y con problemas de déficit de atención… entendiendo esto así, y habiendo miles de juguetes más en el mercado, adivinad ¿qué es lo que han hecho para vender el spinner a la velocidad de la luz y que tenga más aceptación?

No hay que ser muy listo… puesto que lo han vendido bajo el lema, mito o leyenda de que el spinner calma la ansiedad, hiperactividad y el déficit, teniendo según los promotores “un efecto calmante”, algo que se pone en tela de juicio en la comunidad médica ya que no hay nada demostrado.

Obviamente los padres desesperados han caído como chinches en su campaña de marketing, y por ello, una nueva ola de spinners abarcan las calles de los pueblos y ciudades, al menos hasta nueva orden o hasta que saquen otro modelo con luces, o yo que sé… los niños se aburran o simplemente los padres vean como sus hijos siguen siendo igual de hiperactivos que siempre, en fin, ya veremos que pasa, ya veremos…

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.