Alimentación

¡Aprenda la verdad que lleva oculta por años! El 75% de los pollos vendidos están contaminados con sustancias cancerígenas

pollo-contaminado

El 75% de las compras de pollos en los supermercados están contaminados con sustancias cancerígenas. Y aquí está la explicación de la misma.

Muchos alimentos que llegan a nuestra mesa están rociados con pesticidas y otras sustancias tóxicas. Además, la gente de a pie cree que en las granjas de animales se tienen a los animales sanos y que su carne es sana, pero no es del todo así, los animales consumen antibióticos y otros productos químicos.

El resultado es la contaminación del medio ambiente y de forma automática también de los alimentos. Para aquellos que desconocen el dato, el pollo, es una de las carnes más baratas, y tiene un alto contenido de arsénico, un metal pesado muy tóxico para los seres humanos.

Estamos hablando de una contaminación que llega al 75% de los pollos comunes vendidos en supermercados.

Y quien dice esto es la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la agencia del gobierno de los Estados Unidos, la cual es responsable del control de alimentos y medicamentos.

Es decir, el riesgo de consumir carne de pollo con arsénico es enorme. Se añade intencionadamente arsénico para alimentar a los pollos, y lo más grave, es que la FDA confirma que su propia investigación muestra que el arsénico sigue depositado en la carne de pollo que nos venden.

Como resultado, terminan siendo ingeridos por todos los que consumimos carne de pollo. El arsénico se utiliza como aditivo en la alimentación de pollos para engordarlos y para promover un rápido crecimiento de los animales y poco natural.

El análisis por investigadores de la Universidad Federal de Sao Carlos, Sao Paulo, encontraron que: “La determinación del contenido total de arsénico en los compendios indicó la presencia de este contaminante en algunos compartimentos del pollo, siendo una fuente potencial de contaminación de la cadena alimenticia.

El resultado del consumo y la acumulación de este metal pesado en el cuerpo da lugar a una serie de síntomas, tales como lesiones en la piel por pigmentación, también al ser un neurotóxico, puede desencadenar en diabetes y enfermedades cardiovasculares, así mismo como en cáncer.

Después de que la FDA admitiese que el pollo común está lleno de arsénico (orgánico e inorgánico), los fabricantes de piensos se comprometieron a eliminar la sustancia peligrosa de sus productos.

Pero ¿se puede confiar en esta promesa? Por más de 50 años, fue utilizado libremente el arsénico en la dieta de los pollos para estimular el crecimiento de las aves. Y sólo recientemente la FDA lo admitió. ¿Cuántas personas murieron de cáncer u otras enfermedades a causa de esto? Esta irresponsabilidad tiene un nombre y se llama Codicia

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.