Espiritualidad

Las Duras Palabras De Steve Jobs Antes De Morir Que Te Harán Tomar Conciencia

Un hombre con una riqueza enorme, dejó el mundo en shock con sus últimas palabras. Hoy te las contamos en este artículo, ya que nos parece muy interesante de difundirlas con vosotros. Estas son las últimas palabras de Steve Jobs:

“Llegué a tocar la cima del éxito en los negocios, a los ojos de otros, mi vida ha sido un símbolo de éxito. Sin embargo, además del trabajo, he tenido poca alegría, no he sido feliz.

Por último, mi riqueza es simplemente algo a lo que estoy acostumbrado, En este momento, estoy en la cama del hospital, recordando toda mi vida, y me doy cuenta de que todos los elogios que deseaba y las riquezas de las que estaba orgulloso, se vuelven insignificantes con la inminencia de la muerte.

palabras de steve jobs antes de morir

En la oscuridad, cuando veo la luz verde y escucho el ruido del aparato de respiración artificial, puedo sentir el aliento de la muerte que se acerca. Solo ahora entiendo, que una vez que se acumula suficiente dinero para tener durante el resto de tu vida, hay que coger, y seguir con otros objetivos que no están relacionados con el dinero.

Tiene que ser algo más importante lo que digo, por ejemplo, las historias de amor, el arte, cumplir los sueños de la infancia. Si las personas no dejan de perseguir las riquezas, se volverán en una persona igual que yo.

Dios nos hizo de una manera, y ésta fue con amor, ese amor que podemos sentir con el pálpito de nuestro corazón, él no nos hizo de ilusiones construidas por la fama y el dinero, como lo que se basó mi vida entera, el dinero no te lo llevas cuando mueres, te llevas el amor.

El atraer los recuerdos que fortalecieron el amor en mi vida es lo que me acompaña a la muerte, y lo que debe acompañar a cada ser para fortalecerse y tener luz para salir adelante. El amor, puede viajar miles de kilómetros, puesto que no tiene límites.

Vaya a donde quiera ir, esfuércese en alcanzar sus objetivos, pero recuerde que todo está en su corazón y no en el dinero que tiene en sus manos. ¿Sabéis cuál es la cama más cara del mundo? La cama de un hospital.

Si tienes dinero, puedes pagar a alguien para que conduzca tu coche, pero no se puede pagar a nadie para que sufra nuestra enfermedad. Los bienes materiales perdidos se pueden encontrar, pero lo único que no puedes encontrar cuando se pierde es la vida.

Sea cual sea el escenario de la vida al que te enfrentes, por favor, enfréntalo con amor, acaricia a tu familia, haz el amor con tu pareja y comparte amor con tus amigos, trátate bien y cuida a los demás antes de que sea demasiado tarde.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.