Alimentación

La ONU recomienda un cambio global a una dieta sin carne y sin lácteos

Una reducción del consumo de productos de origen animal es necesario para salvar al mundo de los peores impactos del cambio climático, según un informe de la ONU.

Un cambio global hacia una dieta vegana es vital para salvar al mundo del hambre, la pobreza y los peores impactos del cambio climático, según un informe de la ONU.

En la medida que la población mundial se aproxima al número estimado de 9.1 mil millones de personas, en 2050 el consumo de carne y lácteos será insostenible, dice el informe de la gestión internacional de gestión de recursos sostenibles del programa Ambiental de las naciones unidas(UNEP).

Dice el informe: “Se espera que los impactos de la agricultura crezcan sustancialmente debido al crecimiento de la población y el consumo de productos de origen animal.

A diferencia de lo que ocurre con los combustibles fósiles, es difícil buscar alternativas: la gente tiene que comer. Una reducción sustancial de los impactos sólo sería posible con un cambio sustancial en el poder, la eliminación de productos de origen animal“.

onu recomienda no comer carne

El profesor Edgar Hertwich, autor principal del informe, dijo: “Los productos animales causan más daño que la producción de minerales de construcción como la arena o el cemento, plásticos y metales. La biomasa y los cultivos para la alimentación animal causan tanto daño como la quema de combustibles fósiles “.

La recomendación sigue el consejo de Lorde Nicholas Stern, ex asesor del gobierno británico del trabajo sobre la economía del cambio climático. El Dr. Rajendra Pachauri, jefe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), también hizo un llamamiento para que las personas pasen un día sin carne a la semana para reducir las emisiones de carbono.

Los expertos categorizaron productos, recursos y actividades económicas y de transporte de acuerdo con sus impactos ambientales. La agricultura se equipara con el consumo de combustibles fósiles debido a que ambos crecen rápidamente con el desarrollo económico, dijeron.

Ernst von Weizsäcker, uno de los científicos especializados en el medio ambiente que coordinó el informe, dijo: “La creciente riqueza económica está dando lugar a un mayor consumo de carne y productos lácteos,­ los rebaños ahora consumen gran parte de los cultivos del mundo y, por consiguiente una gran cantidad de agua dulce, fertilizantes y pesticidas“.

Tanto la energía y la agricultura deben ser “desacoplados” del crecimiento económico porque los daños ambientales aumentan aproximadamente el 80% cuando se duplican los ingreso, según el informe.

Achim Steiner, subsecretario general de la ONU y director ejecutivo de la UNEP, dijo: “Separar el crecimiento de los daños al medio ambiente es el principal reto para todos los gobiernos en un mundo donde el número de personas crece exponencialmente, aumentando la demanda de los consumidores y la persistencia al desafío de aliviar la miseria y la pobreza“.

El informe, que hizo uso de varios estudios, incluyendo la Millennium Ecosystem Assessment (evaluación del ecosistema en el milenio), cita a los siguientes elementos de presión del medio ambiente como una prioridad para los gobiernos de todo el mundo:

El cambio climático, el cambio de hábitat, el uso de los residuos de nitrógeno y fósforo en fertilizantes, la sobreexplotación de los océanos y los ríos a través de la pesca, la explotación de los bosques y otros recursos, las especies invasoras, las fuentes de agua no potable y la falta de saneamiento, la exposición al plomo, la contaminación del aire urbano y la contaminación por otros metales pesados.

La agricultura, en particular los productos cárnicos y lácteos, es responsable de que se consuma el 70% del agua dulce del planeta, el 38% de uso de la tierra y el 19% de las emisiones de gases de efecto invernadero, dice el informe, que fue lanzado para coincidir con el día Mundial del Medio Ambiente.

El año pasado, la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO) dijo que la producción de alimentos tendrá que aumentar en un 70% para satisfacer las demandas en 2050.

El profesor Hertwich, quien también es director de un programa de ecología industrial en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, dijo que los países en desarrollo, donde se dará la mayor parte del crecimiento de la población, no debe seguir los patrones occidentales de consumo: “Los países en desarrollo no deben seguir nuestros modelos. Pero depende de nosotros para desarrollar tecnologías de energía y riego renovables”

Fuentes:

http://www.lavanguardia.com/vida/20150223/54426443039/informe-naciones-unidas-recomienda-dieta-menos-productos-origen-animal.html

6 Comentarios

Haz click para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Como les gusta omitir cosas a su conveniencia, la ONU recomendó no comer carne procesada, SOLAMENTE LA CARNE PROCESADA porque tiene mas riesgo de tener algún agente cancerígeno, además mencionó la ONU que és indispensable comer carne sin procesar porque es casi el único alimento que tiene vitaminas B12 y sin esa vitamina el cuerpo deja de generar los suficientes globulos rojos.

    • La vit. B12 se sintetiza a través de microorganismos que luego nosotros introduciríamos en nuestro organismo al comer alimentos naturales de la tierra, sin contaminar y sin lavar.
      Partiendo de la base de que la B12 se encuentra en la tierra, no es difícil comprender que no la podemos ingerir de forma natural, pues la tierra hoy en día está contaminada con numerosos químicos, abonos artificiales, pesticidas… y no limpiar bien los alimentos nos puede generar enfermedades e intoxicaciones. Esto significa que la B12 que se encontraría en la comida ya no la ingerimos, y por consecuente debemos tomar un complemento de vitamina B12.

      Se suele decir que la carne es la única fuente de B12, pero la realidad es que no hay B12 en la carne en sí. Los músculos y tendones de los animales no tienen B12 de forma natural, sino que la tienen porque los animales la ingieren. Claro, en un estado natural, los animales comerían de la tierra y obtendrían su proporción de B12 de ahí (igual que nosotros si comiéramos alimentos de una tierra natural sin contaminar) pero lo cierto es que en las granjas de explotación los animales no comen de la tierra.
      Los animales pasan toda su vida encerrados, drogados y hormonados para ser más ‘’productivos’’, y por consecuencia son alimentados con piensos y preparados artificiales. Ya que ellos tampoco comen de la tierra, estos piensos o preparados llevan suplementación de B12 o bien se la dan por otros procesos. Es decir, la carne que se vende lleva B12 porque a los animales de granja les dan suplementos de B12.

  • Realmente es vergonzoso que tergiversen la información científica para confirmar sus creencias (puede que nobles pero fundamentalmente equivocadas científicamente). Alguno de ustedes se tomó el trabajo de leer el informe de 112 páginas de la ONU? Si así fue, creo que deben tomar un curso serio de interpretación de texto. El tema de cambio climático es demasiado serio como para que gente poco educada influencie al público con sus opiniones tendenciosas sin fundamento científico.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.