Sociedad

No quiero cosas caras, quiero a alguien que me de valor

No necesito tener a mi lado a alguien que puede gastar millones en “hacerme feliz”, necesito a alguien que entienda que para ser feliz, basta el amor.

No quiero cosas caras

No busco a alguien que pague mis cuentas, no busco a alguien que me lleve a pasear hasta el otro lado del mundo, quiero a alguien para salir de la rutina, que llegue con una rosa a mi casa sólo para decirme “Te amo”.

Quiero que alguien me sorprenda, que se interese en mí, que me pregunte cómo me ha ido el día, que cuide de mis cosas, que planee conmigo y que no se limite a decir “sí, por supuesto” o “luego vemos.”

Quiero que haya alguien que pueda ser totalmente transparente, que pueda decirle lo que me atormenta y lo que me llena de alegría, alguien que me diga de su vida, de sus problemas, que me vea como su apoyo, como alguien de confianza. No quiero a alguien que haga parecer que todo en la vida es perfección.

Quiero a alguien que elogie mis cualidades, que me haga sonreír, que busque mi mano, que trate de abrazarme, no alguien a quien tenga que robarle un beso. Quiero que alguien se sienta orgulloso de mí, que sienta celos si alguien me viene a rondar, que valore lo que soy y que si le digo “te amo” me regale una sonrisa.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.