Cáncer Salud

En Una Advertencia Importante, Los Mejores Médicos Oncológicos De EE. UU. Piden A La Gente Que Beba Menos Alcohol

No todos los días un grupo de los mejores médicos oncólogos del país les pide a las personas que reduzcan su consumo de alcohol. En una declaración publicada el martes, la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) esbozó una investigación que relaciona el alcohol con dos tipos de cáncer y les dijo a los estadounidenses que beban menos.

no beber para prevenir cancer

“ASCO cree que una postura proactiva de la Sociedad para minimizar la exposición excesiva al alcohol tiene implicaciones importantes para la prevención del cáncer”, dijo la declaración, que se publicó en el Journal of Clinical Oncology.

Esta es la primera vez que la organización adopta una postura sobre el alcohol y el cáncer, pero no es la primera vez que la investigación ha encontrado fuertes vínculos entre ambos.

Este verano, dos grandes grupos de investigación encontraron evidencias contundentes de que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama pre y posmenopáusico.

Para ese informe, científicos del Instituto Estadounidense de Investigación del Cáncer y el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer analizaron 119 estudios de todo el mundo e incorporaron datos de aproximadamente 12 millones de mujeres, así como unos 260.000 casos de cáncer de mama.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos menciona el alcohol como un conocido cancerígeno humano.

Las investigaciones destacadas por el Instituto Nacional del Cáncer sugieren que cuanto más alcohol bebe una persona mayor es su riesgo de desarrollar cáncer.

“No estamos diciendo que nadie deba beber nunca -sólo estamos diciendo que si bebes, trata de mantenerlo en menos de un trago al día sería una elección inteligente”, dijo Alice Bender, dietista registrada que dirige los programas de nutrición de la AICR, a Business Insider en mayo.

“El mensaje no es: “No bebas”. Es: “Si usted quiere reducir su riesgo de cáncer, beba menos. Y si no bebes, no empieces a beber”, dijo al New York Times Noelle LoConte, profesora asociada de la Universidad de Wisconsin-Madison y autora principal de la declaración de ASCO.

El alcohol no es el único factor importante a tener en cuenta cuando se trata de reducir el riesgo de cáncer: los genes, el régimen de ejercicio y la exposición a los contaminantes también pueden jugar un papel importante.

El estudio reciente también encontró, por ejemplo, que el ejercicio vigoroso estaba relacionado con una disminución significativa en el riesgo de cáncer de mama. Las mujeres en los estudios que fueron las más activas tuvieron un menor riesgo de desarrollar cáncer en comparación con las que hicieron menos ejercicio.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.