Un Niño Es Llevado A Urgencias Por Un Dolor De Estómago Después De Comer Hamburguesa, Lo Que Originó El Dolor Te Dejará Con La Boca Abierta

Lo que descubrieron los médicos cuando le hicieron los exámenes al niño es muy preocupante. Es muy común el hacer barbacoas en casa, principalmente cuando llegan los días soleados, y la familia Fiore no es diferente.

niño hamburguesa

Un día, estaban tan tranquilos preparando la barbacoa en casa para hacer unas hamburguesas para el almuerzo. El día que empezó muy bien, se tornó en una pesadilla. Lo peor de todo es que lo que te vamos a contar es mucho más común que pase de lo que creemos.

Anthony había acabado de dar un mordisco a su hamburguesa, cuando comenzó a sentir algo extraño en su garganta. Algunos segundos después, comenzó a morirse de dolor, y le dijo a sus padres que sentía como si tuviese una aguja por dentro.

Acto seguido, sus padres los llevaron al hospital, pero el dolor del niño no hacía más que aumentar. En el hospital decidieron hacerle unos rayos X a Anthony para identificar el origen del dolor.

En los rayos X encontraron que un hilo de metal fino que tenía dentro de la garganta le había cortado la misma. Los médicos dedujeron que ese hilo debía de ser del cepillo de limpiar la parrilla.

El niño fue pasado inmediatamente a la sala de cirugía, donde los profesionales de la salud extrajeron el hilo de metal. Tal como ellos habían sospechado, el metal venía del cepillo usado para limpiar la parrilla de la barbacoa.

cepillo barbacoa peligro

La operación salió bien, pero Anthony no estaba totalmente recuperado. El hilo que tenía había dejado bacterias en su estómago y algunos días después el chiquillo desarrolló una infección.

Después del tratamiento con antibióticos, los médicos dejaron que el niño se fuese para casa a descansar. La primera cosa que los padres hicieron cuando llegaron a casa fue tirar el cepillo de la barbacoa a la basura, y no es para menos.

Los médicos dijeron que esa no era la primera vez que veían algo así. Es muy común que los hilos se sueltes de los cepillos. En los peores casos se quedan pegados a la parrilla y son traspasados a nuestros alimentos y nos los comemos sin darnos cuentas, sin hacernos una idea del peligro de ello.

¡Ayúdanos a compartir esta advertencia tan importante!