Ciencia

Un TAC Médico Revela Por Fin La Identidad De La Misteriosa Momia De Madrid

Ignacio Bauer era un empresario judío y político español ya fallecido, en uno de sus viajes a Egipto compró una momia perteneciente al Museo del Cairo, años después lo donó al Museo Arqueológico de Madrid, más concretamente en el año 1925.

La momia pertenecía a Nespademu finalmente, aunque en un principio a su llegada al Museo fue identificada como una mujer, pero debido a los avances en radiología en España, los resultados de los estudios han arrojado perspectivas totalmente distintas a lo que se creía en un principio.

Nespademu era considerado un sabio, además era el médico del faraón, todo esto son las conclusiones a las que se han llegado después de trasladar un grupo de tres momias a uno de los centros médicos del grupo Quirón, en Madrid.

Los investigadores sometieron a un TAC de alta tecnología a tres momias, el TAC era especial, lleva la tecnología avanzada de las nuevas tomografías computarizadas, a través de la cual, tras someter a las momias saldrían de dudas en cuanto a saber las enfermedades que los llevaron a la muerte, la edad y su género.

Reconstrucción facial de los rasgos de Nespamedu
Créditos: Museo Arqueológico Nacional

Gracias a este estudio descubrieron que la momia cedida por Ignacio Bauer, era un hombre y no una mujer, además descubrieron que pertenecía a Nespademu, médico y sacerdote muy venerado en el antiguo Egipto. Él vivió alrededor de los años 300 – 200 antes de Cristo, en la época de Ptolomeo.

A su vez, los investigadores pudieron descubrir que entre sus vendajes había una multitud de amuletos qu según la tradición egipcia, el mismo Nespademu habría elegido para llevarse al gran juicio final de Osiris.

Nespademu murió a los 50 años y vivió en Alejandría, llevaba entre sus amuletos a Hapi, Amset, Kebeshenuf y Duamutef, las representaciones de los cuatro hijos de Horus, otro de sus amuletos correspondía a la diosa Neftis, al dios Thot y a la diosa Isis, entre los más destacados.

Otra de las características de la momificación de Nespademu, es que se podía deducir con relativa facilidad que el médico tenía un rango social alto y que tuvo un enterramiento digno de su estándar social.

Cuanto mayor era el rango, mayores eran los lujos en el funeral en el antiguo Egipto, donde para ser momificado era necesario vaciar las vísceras del cadáver y posteriormente envolverlo con vendas mezcladas con resinas.

Conclusión

Me parece un logro que estos avances se estén dando en el mundo en el que vivo, pero me parece fatal que en España se gasten millones de euros para hacer TAC de alta resolución cuando hay recortes a mansalva en sanidad y hay personas con lista de espera de años para hacerse un TAC, resonancia, radiografía o prueba cualquiera.

Bravo por la historia, pero fatal por el gobierno, los vivos estamos antes que los muertos, FIN.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.