Estos 2 ingredientes naturales tienen el poder de limpiar tus pulmones, pero recibe burlas de la industria farmaceútica

miel-y-tomillo

Son sólo dos ingredientes, pero ambos son formidables. A día de hoy, nos seguimos preguntando por qué las personas no se siguen tomando enserio las sorprendentes propiedades medicinales que la naturaleza tiene por ofrecernos…

¿Por qué no se preocupan por conocerlas más? El hecho es que lamentablemente, muchas personas siguen mostrando su desprecio por algunos o la mayoría de los remedios que  nos ofrece la medicina popular.

Algo que sin duda, es una lástima, ¿por qué hablo de esto? Pues porque se ve a la orden del día, y la receta que hoy traemos es muy barata de hacer, muy fácil de preparar y tiene un gran poder para tratar los problemas respiratorios.

Sin embargo, se sabe muy poco de ella. Las personas nos podemos beneficiar de todos los beneficios que nos tiene por dar desde casa, ahorrarnos el dinero en medicamentos que muchas veces no nos hacen nada y eliminar los posibles efectos secundarios que puedan tener.

Pero, ¿cuáles son los componentes de este maravilloso medicamento hecho en casa?

Como he dicho antes, son tan sólo dos: la miel y el tomillo seco, los cuales tienen una gran actividad anti- inflamatoria y son muy buenos para tratar las enfermedades pulmonares. La miel es un ingrediente tradicional de los tratamientos naturales para problemas respiratorios.

La miel también contiene proteínas, minerales y vitaminas esenciales para la salud, y tiene un alto potencial de energía y varias propiedades medicinales. Es además un gran exterminador de virus y de bacterias.

Pero ojo, al comprar miel tenemos que prestar atención al origen y a la pureza de ella. Los ingredientes son los siguientes:

  • 200 ml de miel pura orgánica
  • 40 gramos de tomillo seco (equivalente a dos cucharadas)

Para la preparación sólo tenemos que añadir el tomillo a un frasco de vidrio en el que previamente habremos añadido la miel y a continuación mezclaremos bien.

Si la mezcla es demasiado espera, agrega 50 ml de agua previamente hervida y cuando se haya enfriado. Después movemos la mezcla y la dejamos en el frasco de vidrio en un lugar fresco y seco durante dos semanas.

En las dos semanas debemos agitar el frasco de vez en cuando, una vez transcurrido el tiempo, colamos la preparación y tomamos 1 cucharada sopera de la medicina dos veces al día, para los niños usar la mitad de la dosis, sólo a partir de los 5 años de edad.

Los diabéticos no deben consumir este medicamento.