Ciencia

Aparece Un Manuscrito De Newton Con La Fórmula De La Piedra Filosofal

Por muy raro que parezca, ha aparecido un manuscrito de Newton con la fórmula de la piedra filosofal. El mismo, presume de instrucciones exactas para crear este mineral que solo se ve en los cuentos de hadas y en las películas de Harry Potter. ¿En qué estaría pensando Newton al crear esta fórmula? ¿Será que realmente se puede crear la piedra filosofal? Y de ser así, ¿realmente funcionaría?

Manuscrito Newton Piedra Filosofal

Manuscrito con la fórmula de Newton para crear la piedra filosofal

La piedra filosofal es un material fantástico, pero que es inexistente (que sepamos), se supone que sería capaz de catalizar los poderes más puros de la alquimia. Ello haría, entonces, que esta piedra fuese la responsable de poder transmutar materiales a niveles moleculares.

En otras palabras, ¡podría transformar el acero en oro puro! Esta premisa ha emocionado a muchos alquimistas a lo largo de la historia, al igual que celebres científicos antiguos. Entre ellos, destaca el conocido Isaac Newton, un genio del siglo XVII que parece que descubrió la fórmula de creación, y es que al parecer Newton estaba interesado en la alquimia también.

Recientemente se ha revelado un manuscrito escrito a mano por el genio ya mencionado y que data del siglo XVII. El mismo, describe de manera detallada experimentos alquímicos llevados a cabo para conseguir lo que se conoce como “mercurio filosofal”. Este elemento, tendría que ser un ingrediente base para conseguir la tan preciada piedra filosofal.

El manuscrito relatado con anterioridad permaneció oculto a manos de un coleccionista privado por todo este tiempo. No fue sino hasta hace poco, que los documentos pasaron a manos de la fundación estadounidense Chemical Heritage. ¡Fueron ellos los que dieron a conocer el material!

Curiosamente, el manuscrito resulta ser una copia de otro texto alquímico no escrito por Newton. Este mismo, se encontraba en latín y describe paso a paso cómo fabricar el mercurio filosofal. Posiblemente, Newton usó este manuscrito como referencia para realizar sus propios experimentos de alquimia. Sin embargo, de esto último no se tienen muchas pruebas fehacientes.

El autor original del documento en latín de Newton resultó ser un alquimista popular de la época. Llevaba por nombre Philalethes Eirenaeus, lo cual resulta ser el seudónimo del químico conocido como Harvard G. Starkey. ¡Esta personalidad logró trabajar con químicos famosos de la época como Robert Boyle!

No se puede decir con exactitud cuándo fue escrito este manuscrito, pese a que se sabía que era de Newton. Suponen que esta copia tiene que anteceder a las primeras versiones impresas de la obra original. ¡Quién lo diría!

Pese a lo que pueda parecer, hoy por hoy la alquimia está descartada como ciencia exacta. Esto es al parecer porque han surgido pruebas de la imposibilidad de transformar un material en otro. Pese a ello, no se puede desacreditar esta ciencia que supuestamente está obsoleta, que fue la antecesora de la química moderna. Lo cierto es que este mundo es bastante amplio y misterioso, lleno de cosas que aún no se pueden conocer. Quién sabe, a lo mejor llegue un día en el que se pueda hacer la piedra filosofal. ¡Todo es posible!

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.