Cáncer Salud

¿Aumenta El Cáncer De Mama Las Mamografías? ¿Por Qué Las Promueven Como Herramienta De Prevención?

La detección temprana a través de la mamografía a menudo se presenta como la mejor manera de prevenir el cáncer de mama. Las mujeres son constantemente invadidas con lazos rosas que les recuerdan que necesitan hacerse la mamografía, ya que esto podría potencialmente salvarles la vida.

Actualmente se recomienda que las mujeres se sometan a una mamografía cada dos años después de los 50 años de edad, ya que una mamografía no puede prevenir el cáncer, pero puede detectar bultos cancerosos.

mamografia no es prevención

¿Las mamografías también pueden causar cáncer de mama?

¿No parece de ser un poco atrasado? ¿Por qué usaríamos un método tan regular que pudiese causar cáncer para “prevenir” el cáncer? La respuesta a la pregunta hay que dejarla en el aire sin contestar… Sin embar, hoy en día hay mejores métodos de prevención que podríamos estar utilizando.

Sí, en muchos casos las mamografías han detectado tumores cancerosos, pero hay muchos otros métodos que pueden hacer lo mismo que no son cancerígenos, ¿por qué no estamos usando esos métodos? Claro, porque estamos viviendo en una tierra donde todo está patas arriba. El cáncer es una industria que gana mucho dinero.

Las mamografías contienen radiación ionizante

La radiación es un carcinógeno conocido y su uso para discernir tumores de mama es un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de mama. Además, si tienes un tumor maligno, la compresión aplastante de su seno que provoca la máquina podría causar la propagación del mismo.

Pero esta información no está disponible al público, ya que nunca oímos hablar de los riesgos potenciales de la mamografía… El hecho de que publiciten el uso de las  mamografías para la prevención del cáncer, es igual de hipócrita que intentar que las personas compren más productos determiandos promocionándolos con el lacito rosa.

Por ejemplo los chicles que contienen aspartamo, los desodorantes que contienen aluminio, las compresas que contienen aromatizantes, etc… Sin embargo no comienzan por prohibir las sustancias químicas que provocan cáncer. Sino que promueven su consumo promocionándolos con el lazo rosa. Como vemos es un negocio muy estratosférico que genera mucho dinero y que realmente hace muy poco para aarreglar el problema.

La detección no es prevención

La idea de que la detección temprana del cáncer de mama es de alguna manera preventiva es, en mi opinión, una completa y absoluta tontería. La detección no es prevención y no debe ser publicitada como tal. Hay muchos factores que una mujer  y un hombre deben considerar en su vida para prevenir el cáncer de mamaevitar muchos productos que causan cáncer, alimentos y ciertos hábitos de estilo de vida puede prevenir el cáncer de mama- pero una mamografía no es en absoluto una herramienta para prevenir el cáncer de mama. Esta es una idea que definitivamente necesitamos sacar de nuestras cabezas.

Lo importante a tener en cuenta aquí es la cantidad de mamografías que se promueven, mientras que las cosas como una dieta saludable que consiste en una abundancia de frutas y verduras se minimiza enormemente. En el sitio web de la National Breast Cancer Foundation, si escribe la palabra “carcinógeno” no aparecerá nada. Ni una sola página del sitio web tiene información sobre el papel de los productos químicos cancerígenos y su relación con el desarrollo del cáncer de mama.

En el sitio web de Susan G. Komen, el término de búsqueda “carcinógeno” produce un estudio sobre un ingrediente en un medicamento antidepresivo. Esta palabra ni siquiera se encuentra en el glosario sobre cáncer de mama.

Esto es absolutamente loco porque los investigadores han identificado un número de sustancias químicas causantes de cáncer que definitivamente aumentan sus probabilidades de contraer cáncer de mama. Ahora, ¿no es cierto que evitar las exposiciones tóxicas a sustancias cancerígenas conocidas suena como un enfoque mucho más racional para prevenir el cáncer de mama?

¿Por qué estas grandes corporaciones que dicen “encontrar una cura” y ayudar a “prevenir el cáncer” se enfocan en los factores importantes que su dieta y estilo de vida juegan en el desarrollo del cáncer? Estas organizaciones coleccionan miles de millones de donaciones cada año en nombre de “encontrar una cura”. Tal vez, necesitamos dejar de enfocarnos en encontrar una cura, y empezar a poner más atención hacia lo que está causando el cáncer en primer lugar, y evitar estas cosas.

Debajo hay un trailer de un documental titulado “La Promesa”. La película entrevista a varios investigadores, científicos, médicos (y más), todos ellos con la esperanza de arrojar luz sobre una práctica que resulta no sólo inútil, sino perjudicial para los participantes. Hay más información debajo del video, pero le recomiendo encarecidamente que vea el documental.

“Creo que si tuvieras un tumor, lo último que querrías hacer es aplastarlo entre dos placas, porque eso lo diseminaría”. Dra. Sarah Mybill, médico general (tomado del tráiler documental de abajo)

Creo que si una mujer a partir de los 50 años de edad se hace una mamografía cada año, o cada dos años, va a tener cáncer de mama como resultado directo de eso “– Dr. Patrick Kingsley, Ecologista Clínico (tomar del tráiler documental de abajo)

Un estudio publicado recientemente en el British Medical Journal concluyó que las mamografías regulares no reducen los índices de mortalidad por cáncer de mama. Los investigadores no encontraron evidencia para sugerir que las mamografías son más efectivas que los exámenes de mama personales para detectar el cáncer en el grupo de edad designado. El estudio involucró a 90,000 mujeres canadienses y comparó la incidencia y mortalidad por cáncer de mama hasta los 25 años en mujeres de 40 a 59 años (fuente).

El 22% de las pruebas de detección detectaron cánceres de mama invasivos sobre-diagnosticados, lo que representa un cáncer de mama sobre-diagnosticado por cada 424 mujeres que recibieron pruebas de mamografía en el ensayo. Los médicos explicaron: “Esto significa que 106 de las 44.925 mujeres sanas del grupo de cribado fueron diagnosticadas y tratadas innecesariamente con cáncer de mama, lo que resultó en intervenciones quirúrgicas innecesarias, radioterapia, quimioterapia o alguna combinación de estas terapias”.

Dada la abrumadora cantidad de investigación que demuestra la ineficacia de las mamografías, la junta recomendó que se abolieran por completo las pruebas de mamografía. Además, aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres tienen tejido mamario denso, lo que significa que a los mamógrafos les resulta difícil de procesar. Tanto el tejido mamario denso como el cáncer aparecen blancos en una radiografía, por lo que es extremadamente difícil y prácticamente imposible para un médico detectar el cáncer con este tipo de tejido (fuente).

Un estudio publicado en el British Medical Journal en 2012 demostró que las mujeres portadoras de la mutación BRCA 1/2 son extremadamente susceptibles a desarrollar cáncer inducido por radiación, lo que significa que las mamografías son mucho más dañinas para ellas. Se encontró que las mujeres con este gen mutado que estuvieron expuestas a la radiación diagnóstica antes de los 30 años de edad tenían el doble de probabilidades de desarrollar cáncer de mama en comparación con las mujeres que no tenían esa mutación.

El estudio también encontró que el cáncer inducido por radiación respondía a la dosis; en otras palabras, cuanto más alta era la dosis, mayor era su riesgo de desarrollar cáncer. Los autores declararon:”Los resultados de este estudio apoyan el uso de técnicas de imagenología por radiación no ionizante (como la resonancia magnética) como herramienta principal para la vigilancia en mujeres jóvenes con mutaciones BRCA 1/2″.

La lista sigue y sigue

El siguiente video es tomado de The Truth About Cancer, en el cual Ty Bollinger entrevista al Dr. Ben Johnson sobre la correlación entre las mamografías y el cáncer de mama:

Alternativas a la mamografía

Un factor importante a considerar en relación con la mamografía es el caso de falsos positivos. Algunas veces la máquina da un falso positivo que sugiere que la mujer tiene un tumor canceroso cuando de hecho no lo tiene.

Estas mujeres a veces optan por tratamientos agresivos como mastectomía, radiación y/o quimioterapia después de un falso diagnóstico positivo, también sufren dolor y sufrimiento físico,”por nada”. Ellos entonces creen que sus vidas fueron salvadas por la mamografía, y así continúan perpetuando que las mamografías son la única manera de “prevenir” el cáncer.

Un artículo recientemente publicado en Forbes titulado,”¿Ha creado la mamografía una epidemia de pseudo-supervivencia?”. se refiere al hecho de que hay muchas mujeres que creen que son sobrevivientes de cáncer de mama, a pesar de que pueden no haber tenido un tumor potencialmente mortal en primer lugar. No son sobrevivientes del cáncer de mama; son sobrevivientes del tratamiento para el cáncer de mama.

Revise lo siguiente para obtener una lista de alternativas más seguras a los mamogramas: Las mamografías aumentan el riesgo de cáncer de mama, aquí están las alternativas seguras

¿Cuáles son las mejores maneras de prevenir el cáncer de mama?

Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta con respecto a la prevención del cáncer de mama, y la siguiente es una lista compilada por el Dr. Mercola.

Consuma alimentos reales; evite alimentos procesados y azúcares, especialmente fructosa procesada. Todas las formas de azúcar son perjudiciales para la salud en general y promueven el cáncer. La fructosa, sin embargo, es claramente una de las más dañinas y debe evitarse en la medida de lo posible.

Deje de comer por lo menos tres horas antes de acostarse. Hay evidencia bastante convincente que demuestra que cuando usted suministra combustible a las mitocondrias de sus células en un momento en que no lo necesitan, se filtrará un gran número de electrones que liberarán especies reactivas de oxígeno reactivo (radicales libres), que dañan el ADN mitocondrial y eventualmente nuclear. También hay evidencia que indica que las células cancerosas tienen mitocondrias dañadas uniformemente, así que lo último que usted quiere hacer es comer antes de acostarse.

Optimice su vitamina D. La vitamina D influye en prácticamente todas las células de su cuerpo y es uno de los luchadores contra el cáncer más potentes de la naturaleza. La vitamina D es capaz de entrar en las células cancerosas y desencadenar la apoptosis (muerte celular). Si usted tiene cáncer, su nivel de vitamina D debe estar entre 70 y 100 ng/ml. La vitamina D trabaja sinérgicamente con cada tratamiento contra el cáncer que conozco, sin efectos adversos. Le sugiero que intente ver mi clase gratuita de una hora sobre la vitamina D para aprender más.

Limite el consumo de proteína. Las investigaciones más recientes han enfatizado la importancia de los senderos de mTOR. Cuando estos son activos, el crecimiento del cáncer se acelera. Para calmar este camino, creo que sería prudente limitar su proteína a un gramo de proteína por kilogramo de masa corporal magra, o aproximadamente medio gramo de proteína por cada libra de peso corporal magro.

Evite los productos de soja sin fermentar. La soya sin fermentar es alta en estrógenos vegetales, o fitoestrógenos, también conocidos como isoflavonas. En algunos estudios, la soya parece trabajar en concierto con el estrógeno humano para aumentar la proliferación de las células mamarias, lo que aumenta las posibilidades de mutaciones y células cancerosas.

Mejorar la sensibilidad de los receptores de insulina y leptina. La mejor manera de hacer esto es evitando azúcar y granos y restringiendo los carbohidratos a la mayoría de las verduras de fibra. También asegúrese de que está haciendo ejercicio, especialmente con el entrenamiento de intervalos de alta intensidad.

Haga ejercicio regularmente. Una de las razones principales por las que el ejercicio funciona para reducir su riesgo de cáncer es porque reduce sus niveles de insulina, y controlar sus niveles de insulina es una de las maneras más poderosas de reducir sus riesgos de cáncer. También se ha sugerido que la apoptosis (muerte celular programada) se desencadena por el ejercicio, haciendo que las células cancerosas mueran. Los estudios también han encontrado que el número de tumores disminuye junto con la grasa corporal, que puede ser un factor adicional. Esto se debe a que el ejercicio ayuda a reducir sus niveles de estrógeno, lo que explica por qué el ejercicio parece ser particularmente potente contra el cáncer de mama.

Mantener un peso corporal saludable. Esto vendrá naturalmente cuando usted comienza a comer bien para su tipo de nutrición y ejercicio. Es importante perder el exceso de grasa corporal porque la grasa produce estrógeno.
Beba una pinta a un cuarto de galón de jugo de vegetales verdes orgánicos diariamente. Por favor, revise mis instrucciones de jugo para obtener información más detallada.

Obtenga un montón de grasas de alta calidad basadas en animales omega-3, como el aceite de krill. La deficiencia de omega-3 es un factor subyacente común para el cáncer.

Use más curcumina. Este es el ingrediente activo en la cúrcuma y en altas concentraciones puede ser un complemento muy útil en el tratamiento del cáncer. Por ejemplo, ha demostrado un gran potencial terapéutico para prevenir la metástasis del cáncer de mama. Es importante saber que la curcumina generalmente no se absorbe tan bien, así que he proporcionado varias puntas de absorción aquí.

Evite beber alcohol, o al menos limite sus bebidas alcohólicas a una por día.

Evite los campos electromagnéticos tanto como sea posible. Incluso las mantas eléctricas pueden aumentar su riesgo de cáncer.

Evite la terapia de reemplazo hormonal sintética, especialmente si usted tiene factores de riesgo para el cáncer de mama. El cáncer de mama es un cáncer relacionado con el estrógeno, y de acuerdo con un estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute, las tasas de cáncer de mama para las mujeres disminuyeron en tándem con el uso reducido de la terapia de reemplazo hormonal. (Existen riesgos similares para las mujeres más jóvenes que usan anticonceptivos orales. Las píldoras anticonceptivas, que también están compuestas de hormonas sintéticas, se han relacionado con el cáncer cervical y de mama.

Si usted está experimentando síntomas menopáusicos excesivos, tal vez desee considerar la terapia de reemplazo hormonal bioidéntica en su lugar, que utiliza hormonas que son molecularmente idénticas a las que su cuerpo produce y no causan estragos en su sistema. Esta es una alternativa mucho más segura.

Evite el BPA, los ftalatos y otros xenoestrógenos. Estos son compuestos parecidos a los estrógenos que se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer de mama.
Asegúrese de no tener deficiencia de yodo, ya que hay evidencia convincente que relaciona la deficiencia de yodo con ciertas formas de cáncer. El Dr. David Brownstein, autor del libro Yodo: Por qué lo necesitas, por qué no puedes vivir sin él, es un partidario del yodo para el cáncer de mama. En realidad tiene potentes propiedades anticancerígenas y se ha demostrado que causa la muerte celular en las células cancerosas de mama y tiroides.

Para más información, recomiendo leer el libro del Dr. Brownstein. He estado investigando el yodo durante algún tiempo desde que entrevisté al Dr. Brownstein, ya que creo que la mayor parte de lo que él afirma es cierto. Sin embargo, no estoy del todo convencido de que sus recomendaciones de dosis sean correctas. Creo que son demasiado altas.

Evite quemar sus carnes. El carbón vegetal o la carne asada al fuego está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de mama. La acrilamida – un carcinógeno creado cuando los alimentos con almidón son horneados, tostados o fritos – también se ha encontrado que aumenta el riesgo de cáncer.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.