Espiritualidad

Los cinco niveles del tercer ojo

el-tercer-ojo

El ojo de Buda ve todos los objetos conocibles sin ningún tipo de obstrucción, esto es lo que los budistas generalmente llaman al estado de alcanzar la omnisciencia de Buda, cuando está completamente iluminado.

El ojo del Dharma es capaz de entender todas las escrituras, así como para identificar los niveles de desarrollo espiritual de otra personas. La penetración del tercer ojo puede discernir las características particulares y generales de todos los objetos cognoscibles, mientras que también ven sus significados más elevados.

El ojo divino ve el mundo en la forma que tuvo en sus estados anteriores (el preludio kármico de la condición actual) y en sus estados próximos (como obligado por el karma se ha promulgado en la actualidad).

El tercer ojo no sólo ve las formas en su estado actual. El tercer ojo tiene muchos niveles diferentes, en estos diferentes niveles se puede observar diferentes dimensiones. Según el budismo hay cinco niveles:

1. La visión

2. La visión celeste

3. La vista de la sabiduría

4. Ley de la vista

5. La vista de Buda

Cada nivel se divide en alto, medio y niveles más bajos. Nuestro mundo material es observable desde el nivel de la Visión Celeste, sólo en o por encima de la Visión de la Sabiduría se pueden observar otras dimensiones observables, y aquellos que tienen la capacidad de la visión penetrativa podrá ver las cosas con precisión y  con una claridad mejor a la de un TAC

Las personas que pueden ver todavía dentro de este mundo físico sin exceder la dimensión en la que existimos, no se consideran que han alcanzado un nivel avanzado del tercer ojo. Después de alcanzarlo y abrir finalmente el tercer ojo, la capacidad de la Visión de manera alejada emerge para algunas personas y son capaces de ver objetos que están a miles de millas de distancia.

La evidencia: Numerosos estudios confirman que la visualización remota es un hecho para cada persona, y que cada una de ellas que lo experimentan ocupan dimensiones más allá de su propia vida. Estas dimensiones son tan grandes como el universo. Dentro de cierta dimensión en particular, se dice que se encuentra un espejo para atravesarla que en nuestra dimensión habitual no podemos ver sin esta apertura del tercer ojo.

Puedes aprender facilmente a abrir el tercer ojo con el siguiente libro “Como despertar el tercer ojo”

A continuación os dejamos aquí está una meditación cinco minutos para ayudar a despertar el tercer ojo:

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.