Psicología

Los abuelos que cuidan de sus nietos dejan marcas en sus almas

Hay personas que son puntos cardinales , que conducen nuestros sentimientos y emociones al máximo. Los abuelos son ejemplos de este tipo de personas, únicos, amantes y personas inolvidables. Son el símbolo de una unión que se genera en el papel que implica una bala en miradas de complicidad.

amor de abuelos

Son nuestras memorias llenas de placer, diversión y ternura. Lleno de historias y giros inesperados, el pelo blanco despeinado por el viento y los ojos que brillan en el sol durante un paseo en el que se siente el calor de las manos que transmiten sólo el amor y la comprensión.

El más grande y el mejor regalo: las raíces que crean una marca emocional indeleble en los corazones de sus nietos con su olor de secretos compartidos, los pequeños detalles, la dedicación, el respeto incondicional.

Los abuelos tienen un doctorado en amor

El modo en que los abuelos educan trae beneficios importantes para un niño. ¿Por qué? Porque los abuelos que cuidan a sus nietos les transmitirá varias enseñanzas:

  • Aficiones como caminar, cuidar las plantas, cocinar, etc.
  • Tradiciones e historias de la familia: los niños se sorprenden al saber que sus padres fueron pequeños un día.
  • Canciones, juegos e historias antiguas, que están llenas de belleza y enseñanzas.

Por otro lado, tanto su posición familiar como su experiencia de vida acumulada garantiza una forma de creación que es muy positiva para los niños. Sucede así porque los abuelos tienden a:

  • Tener más paciencia y menos estrés en la vida cotidiana. Esto les permite ser más cariñosos con los niños y les muestran constantemente un interés emocional a través de una relación empática.
  • La comunicación emocional es un pilar básico que permite a los nietos que se sientan más comprendidos por sus abuelos que por sus padres.
  • Corregir los errores que cometieron con sus hijos y así dar una idea a los padres acerca de ciertos aspectos.
  • Al mismo tiempo, los abuelos son mucho menos críticos y se centran más en las cosas buenas que en las malas, que pone de relieve los puntos fuertes del niño más que sus debilidades.
  • Otra característica hermosa de la manera de educar de los abuelos es que ayudan a sus nietos a adquirir independencia de sus padres , así como para socializar con personas de diferentes edades.
  • A menudo, los abuelos juegan el papel de abogados para los niños, por lo que sirve como puente para validar los sentimientos y resolver las complicaciones que dificultan la convivencia y la comunicación entre padres e hijos.
  • Ante una situación de crisis y la inestabilidad familiar como puede ser una separación, los abuelos son un apoyo emocional indispensable para sus nietos.

Pero no sólo los abuelos dejan marcas en el corazón, los nietos también aportan vitalidad, alegría y apoyan a sus abuelos de una manera muy importante. El cuidado de los nietos significa para los abuelos redescubrir el lado increíble del mundo, la inocencia y el amor más incondicional.

A veces los padres pueden sentir que los abuelos están robando su papel principal,  dándoles a los niños todo lo que quieren sin decirles que no a nada. Nada más lejos de la verdad, porque cada uno tiene su lugar y su papel en la vida del niño.

Entre otras cosas porque se desvían de las normas con amor, con cuidado y afecto. Debido a que la forma de recordar cada detalle y cada momento hace de la infancia un lugar único y especial. Y porque son los reyes que nunca serán destronados.

El amor de los abuelos hacia sus nietos es tan inmenso que no dejan de manifestarlo en todas las formas posibles.

Los niños perciben esta generosidad ilimitada como una preocupación tan extendida que les cautiva.

Al final, los abuelos son los mayores fans de sus nietos y refuerzan aún más su perseverancia, su talento, su determinación y sus triunfos. No hay nadie como los abuelos que entienda tan bien la actitud decidida de sus nietos, sus canciones favoritas y sus brillantes ojos impregnados de pasión.

Nadie puede mirar a los nietos con tanta ternura como los abuelos que cuidan de ellos, nadie nunca más se maravillarán tanto a lo largo de los años.

Por lo tanto, los abuelos reflejan un amor puro, lleno de alegría y objetivos. Un amor que educa a los niños, para protegerlos de una manera única que no siempre se entiende, es indescriptible.

Es por eso que los abuelos que cuidan a sus nietos dejan marcas indelebles en el alma, un gran legado emocional.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.