Auto ayuda

Las personas que te critican cuanto más lejos mejor

Lo que otras personas piensan de ti es su realidad, no la tuya. Ellos saben tu nombre, pero no tu historia; no viven en tu piel ni llevan tus zapatos. Todos lo que los demás saben sobre ti es lo que se ha dicho o lo que se podrían imaginar, pero que no conocen a tus ángeles, ni a tus demonios.

personas que critican

Muchas veces nos resulta difícil entendernos a nosotros mismos, pero nos aventuramos a descifrar el código de los sentimientos de otras personas. No se puede estar seguro de lo que los demás sienten. Del mismo modo, no se puede saber lo que vivieron y lo que han aprendido o no.

 

Por lo tanto, no hay que dar importancia a lo que otros dicen de nosotros, porque sus palabras se derivan de una realidad ilusoria que sus mentes han creado con el deseo de saberlo todo.

La gente que critica

Hay personas que dan una opinión sobre ti, sobre tu vida y sobre sus decisiones, incluso si tú pedirla. Normalmente son opiniones maliciosas y carentes de criterio, cuyo único propósito es hacer daño, humillar y disfrutar con el dolor de otras personas.

Por lo general estas personas tienen una baja autoestima, no son aceptadas y, por lo tanto, difícilmente aceptan a los demás. Estas personas ponen etiquetas que reflejan la realidad de cómo se sienten, proyectando así sus dificultades emocionales.

Somos los únicos que podemos cambiar nuestro camino

“Vive tu vida de la manera que quieras, no de la manera en que los demás quieren que vivas”

Es probable que si pudiésemos entrar en el cuerpo y la mente de los demás, no nos juzgaríamos. Sería una verdadera prueba.

Fantasías a parte, tenemos que asumir como nuestra única responsabilidad la idea de valorizarnos y parar de condenarnos. Lo que los demás piensan de nosotros nos pone un precio. Es decir, al igual que no dejamos que nos digan lo que debemos vestir, no debemos permitir que otros elijan nuestro armario emocional.

Si vivimos de acuerdo a lo que los demás piensan de nosotros, perdemos nuestro estilo y personalidad. Será necesario usar una máscara y nuestra imagen en el espejo sólo reflejará nuestra inseguridad y nuestra falta de autoestima.

Sanar nuestras acciones perjudicadas por las críticas

“La gente más infeliz del mundo son los que se preocupan demasiado por lo que piensen los demás”

Para sanar las heridas emocionales causadas por la crítica, tenemos que tener claro, en primer lugar, que somos personas únicas y excepcionales. Con esta mentalidad, se pierde el temor de sentir y pensar por nosotros mismos.

Son los otros los que están juzgando y criticando, no tú. La crítica no constructiva deja una gran pobreza emocional en el mundo interior de quienes la practican. Así que si la persona no se detiene, tú debes ser emocionalmente egoísta y pensar en ti mismo.

Mantente alejado de la negatividad y piensa que tu vida es siempre mucho más fácil cuando no te ves inmerso en la vida de los demás. A continuación, algunos consejos para que puedas hacer esto fácilmente:

  1. Como se ha mencionado, la consecuencia directa de creer en lo que otros piensan y dicen es llegar a ser alguien que no somos. Y, por supuesto, querer complacer a los demás a expensas de nuestra identidad no es saludable.
  2.  ¿Eres una buena madre? ¿Eres una persona de éxito? ¿Eres inteligente? ¿Haces bien tu trabajo? ¿Le gustas a los demás? Observa cuánta energía se pierde al preocuparte por estas cuestiones.
  3. Sin embargo, los demás piensan de nosotros mucho menos de lo que creemos. A menudo nos sentimos el centro de atención de los demás, cuando en realidad, lo que hacemos puede no ser tan relevante para muchos de los que nos rodean. Este miedo es en gran medida un producto de tu imaginación.
  4. No importa lo que haces y como lo haces, siempre habrá alguien que va a interpretar tus acciones en el camino equivocado. Así que trata de vivir y actuar de forma natural. No trates de justificarte porque te sentirás falso y no sintonizarás contigo mismo.

“No hay que esperar que otros entiendan tu viaje, especialmente si nunca caminaron el mismo camino que tú”

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.