Auto ayuda

Las personas que son felices no hablan mal de los demás

La costumbre de “hablar mal” de los demás está tan arraigada en nuestra sociedad, que por desgracia no nos damos cuenta de la forma en la que puede dañar la vida de todos: de aquel que critica, de aquel que es criticado, e incluso de aquel que escucha pasivamente las críticas de los otros.

¿Alguna vez has notado cómo la gente feliz no hablan mal de los demás? Parece que simplemente no tienen esta necesidad que muchas otras personas tienen.

¿Por qué la gente habla mal de los demás?

La razón principal por la que la gente siente la necesidad de hablar mal de los demás es que se sienten mejor con sus propias inseguridades. Por lo general, buscan los fallos y los errores de los demás para hacer comentarios en un intento de ocultar, quitar el enfoque o incluso dejar de pensar en sus propios defectos.

Por desgracia, este tipo de comportamiento tiene sus raíces en la vida diaria de muchas personas, que muy a menudo no están satisfechos con algún aspecto de su vida, y critican a los demás, de alguna manera, para sentirse mejor, incluso si se hace de una manera inconsciente en algunas situaciones.

Mantente fuerte frente a las críticas

También es importante hablar de la otra cara de la moneda: una persona que es criticada. En teoría, todos debemos ser completamente inmune a las críticas. Después de todo, lo que una persona dice de nosotros es la realidad de la misma, y no la nuestra. En realidad, nadie sabe lo que pasa en la vida de otra persona, tanto las alegrías y momentos de felicidad como las luchas y superaciones de adversidades.

No permitas que las opiniones de los demás influyan negativamente en tu vida diaria. Es muy importante reforzarse y desarrollar tu autoestima y confianza en tí mismo, el conocimiento para poder atender mejor las críticas y resistirlas. Sabemos que a menudo es difícil de hacer, pero la clave para lograrlo está en el auto-conocimiento.

Si eres feliz contigo mismo, si tienes fuertes valores en los que crees, si sabes cómo valorar lo que tienes en la vida, en lugar de enfocarte en lo que no tienes, podrás vivir ajeno a los comentarios de los demás, no te afectarán.

Alejate de los que sólo saben criticar

Las personas llenas de energía negativa, sólo saben quejarse de la vida, se quejan de todos los eventos, incluso de los felices, y hablan mal de los demás siempre que tienen una mínima oportunidad.

Estas energías son contagiosas, por lo que no es deseable fomentar este tipo de comportamientos. Acércate a personas felices con un estado de ánimo optimista, que pueda ver el lado positivo de la vida, no todas las personas que  abandonan (e incluso a ellos mismos).

No te dejes engañar: una persona que habla mal de los demás, sin duda habla mal de ti a los demás. ¿Es este tipo de amistad o relación la que desea tener? Tal vez sea hora de reevaluar.

Si convives con alguien así, puedes hablarle y explicarle que este comportamiento sólo perjudica a todos, y que no te gustaría escuchar más comentarios malos acerca de otras personas. Si aún así no funciona, por desgracia, la mejor solución puede ser el distanciamiento.

Se la mejor versión de ti mismo

Las personas felices están demasiado preocupadas con ellos mismos y con su bienestar personal como para perder el tiempo hablando mal de los demás. ¡Inspírate en ellas!

Dedica tu tiempo, tus pensamientos y tus palabras a la persona que más te importa en tu vida: tu mismo! Mantenga su enfoque en ser la mejor versión posible de ti mismo, trabajando tus inseguridades y sin compararte con los demás, y sin perder tiempo con comentarios y observaciones sobre las características de los comportamientos ajenos.

Cuando estés satisfecho contigo mismo, estarás preparado/a para tomar las mejores decisiones para tu presente y tu futuro, y vivir de acuerdo a tu verdadera naturaleza, no tendrás ninguna preocupación por los demás y podrás seguir al frente de forma mucho mas leve, plena y feliz.

5 Comentarios

Haz click para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • ¿ Y cómo se llama cuando tú no hablas de nadie, eres feliz con tu vida, y los demás se pasan el día hablando de ti? ¡Porque eso es lo que me pasa a mí!, y es triste, pero que se inventen una vida sobre ti en plan telenovela y que nada tiene que ver con la realidad es increíble como poco.
    Durante toda mi infancia y adolescencia me las he pasado sufriendo por los estudios por tener un deficit de atención, mientras las vecinas se pasaban pregonando que sus hijas sacaban notazas mientras yo me las daba y deseaba para llegar con dificultad al 5.
    Yo siempre dije que si ganaba dinero antes de independizarme quería viajar y conocer ciertos lugares. Desde que termine mi administrativo y entre en la oficina donde estoy todo el dinero que gano es para eso. Quiero disfrutar de mis 20 años.. Y tener que aguantar que mi madre tenga que escuchar que “a ver que hago cuando estoy por ahí” es como para decirles “¿Por qué no os buscáis una vida y dejáis de meter las narices en la mía?” Pero me doy cuenta que lo mejor es pasar del tema y ser feliz.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.