Religión

Libros de 2000 años de antigüedad prueban que Jesús no fundó una nueva religión, sino que restauró tradiciones del Rey David

jesús restauro la religion

Roger Webb y Chris Leynes, investigadores de la Universidad de Surrey, en el Reino Unido, han confirmado la autenticidad de los documentos que recientemente se descubrieron y que se remontan a 2000 años atrás.

En ellos se menciona a Jesús, también a sus discípulos; los antiguos códices afirman que Jesús no creó una nueva religión, sino que restauró la antigua religión tradicional que habría en la época del Rey David.

Según los expertos, los códices de los libros sugieren que Cristo era parte de una secta hebrea que se remontaba a 1000 años atrás a su tiempo, en la época del Rey David, la cual adoraba el templo de Salomón y creía en un Dios andrógino (tanto femenino como masculino)

Lo que fue para muchos una sorpresa es que estos textos antiguos, se creen que databan de hace unos 2000 años atrás, lo cual podría revolucionar los puntos de vista que tenemos hoy en día sobre el cristianismo.

El trato a los textos

El profesor Roger Webb, el señor Liaisan Fellow y el profesor Chris Jeynes, han informado de que el códice no mostró radiactividad derivada del polonio atmosférico, lo cual es típico que pase en los textos falsificados, lo que indica que el códice tiene siglos de edad y no es un subproducto moderno.

Las pruebas también indicaron y confirmaron que el lenguaje de los códices es el paleo-hebreo, además están cubiertos por estrellas de 8 puntas, que es el símbolo de la llegada del Mesías.

La revolución del cristianismo

Los códices han sido estudiados cuidadosamente por especialistas, y explican que Jesús no estaba tratando de crear una nueva religión, sino que estaba restaurando las viejas tradiciones de la época del Rey David, también declara que el Dios adorado por Cristo era tanto hombre como mujer.

El libro fue encontrado en una cueva en la Ribera Occidental en 2006, pero el hallazgo no fue público hasta el 2011. Los investigadores dicen que este descubrimiento es una de las más valiosas pruebas más antiguas de la historia de la vida de Jesús. 

Este descubrimiento sin duda, nos da la vuelta a todo lo que nos han contado sobre el cristianismo, ofreciendo una visión completamente revolucionaria de la vida de Jesús. En la actualidad, los textos se encuentran en el Departamento del Amman, la capital de Jordania donde se custodian las antigüedades.

Dada la importancia que tiene el hallazgo, los arqueólogos que han sido responsables de sus análisis han exigido a las autoridades locales que redoblen sus medidas de seguridad.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.