Psicología Salud

Una Investigación Real Muestra Cómo Nuestras Experiencias En La Infancia Pueden Cambiar Nuestro ADN

Muchos de nosotros después de muchos años entendemos que nuestras experiencias de la infancia a menudo han definido nuestros años adultos.

Cualquier trauma, abuso o descuido que experimentamos cuando somos niños y niñas, lo llevamos a la adultez y con esta conciencia emergente ahora, muchas personas están tomando las medidas necesarias para superar y liberar el equipaje de la infancia para que puedan entrar en el potencial de lo que siempre estaban destinados a ser.

investigación epigenética

Incluso si tu niñez fue relativamente placentera y sin incidentes, la manera en que fuiste criado todavía sigue impactando en la persona en la que te has convertido, y aunque la mayoría de los padres se dan cuenta de esto, es posible que no entiendan el alcance completo que tiene el impacto.

Afortunadamente, esta información se vuelve cada vez más accesible y a medida que la gente va desentrañando sus propios caminos, y dejando ir lo que ya no les sirve.

La gente comienza a reconocer que si se les da el ambiente adecuado para florecer, los niños son capaces de convertirse en todo lo que desean.

Esta es una conciencia muy poderosa para tener en cuenta, ya que son los niños quienes serán los líderes de la nueva Tierra.

Una Investigación Demuestra Que Las Experiencias De La Infancia Pueden Cambiar Nuestro ADN Permanentemente

Esta nueva investigación demuestra lo mucho que nuestras experiencias como niños afectan nuestra vida adulta.

Nuestro ADN es el material genético que determina mucho de lo que somos, incluyendo nuestras características físicas y partes de nuestra personalidad.

También puede determinar nuestra salud, ya que algunas enfermedades tienen un aspecto hereditario muy fuerte, como el Alzheimer, la enfermedad de Huntington, algunos cánceres y la diabetes.

Sin embargo, los científicos están descubriendo ahora que el ADN no siempre es tan rígido como alguna vez pensamos, y tenemos la capacidad de cambiar nuestro ADN.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Northwestern, dirigido por el profesor de antropología Thom McDade, ha podido demostrar que el ADN puede ser modificado por su entorno durante la infancia.

Los autores de este estudio también concluyen en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences que estas modificaciones pueden afectar cómo o cuándo se desarrollan ciertas enfermedades durante la edad adulta.

Al seguir a más de 500 niños de Filipinas, los investigadores determinaron que ciertas situaciones infantiles pueden crear modificaciones en los genes asociados con la inflamación, lo que afecta directamente la probabilidad de desarrollar ciertas enfermedades.

Estos factores incluyeron el estado socioeconómico, un período de tiempo prolongado sin los padres, cuánto tiempo o si el niño fue amamantado, el nacimiento durante la estación seca y la exposición a los microbios en la infancia.

Entonces, ¿Qué Significa Esto?

Esencialmente, el ADN es un texto largo que utiliza un alfabeto de cuatro letras, que nuestras células utilizan como manual de instrucciones para producir proteínas.

La secuencia del ADN, o el orden de las letras, define los genes que tiene una persona, que permanecen iguales en todo su cuerpo.

Sólo algunos genes, o frases en el alfabeto del ADN, son necesarios para que cada uno de los tipos de células funcione.

Podríamos tener genes en nuestros cuerpos que podrían llevar a algunos resultados adversos para la salud, pero si esos genes guardan silencio, si se desactivan debido a procesos epigenéticos, eso puede ser bueno”, señaló Thomas McDade, autor principal del estudio PNAS.

Y ahora te preguntarás ¿qué es la epigenética?

Biológicamente

  1. Es el estudio de los cambios en los organismos causados por la modificación de la expresión génica en lugar de la alteración del propio código genético.

“La epigenética ha transformado nuestra forma de pensar sobre los genomas”

Cómo afecta nuestro medio ambiente a nuestra salud

La inflamación es la reacción del cuerpo a las infecciones y heridas, y juega un papel crucial en la salud humana.

Muchos de nosotros estamos sufriendo de inflamación y ni siquiera nos damos cuenta.

La inflamación es un factor clave en muchas enfermedades mortales relacionadas con la vejez, incluyendo diabetes, enfermedades cardiovasculares y demencia.

Los investigadores se enfocaron en la inflamación por dos razones. En primer lugar, unas investigaciones anteriores han demostrado que cuando los niños están expuestos a ciertos ambientes, esto puede llevar a una regulación inadecuada de la inflamación durante la edad adulta.

Para estas investigaciones tenían acceso a un amplio conjunto de datos recopilados de muchos bebés nacidos en Filipinas que podían utilizarse para averiguar los datos relativos a la metilación y la inflamación.

Estos datos se referían a más de 3.000 mujeres embarazadas de Filipinas en 1983.

Venían de diferentes ámbitos de la vida, algunos tenían acceso a agua potable, un techo sobre su cabeza y otros no.

Algunos vivían en zonas urbanas, otros en zonas rurales. Algunos tenían contacto regular con animales y otros no.

Los investigadores examinaron más de 500 registros de estas mujeres para averiguar si el ambiente de su hijo mientras crecía realmente condujo a modificaciones epigenéticas de su ADN y luego dio lugar a un cambio en las proteínas inflamatorias de su sangre en la adultez.

Una vez que nacieron los hijos de las mujeres, los investigadores mantuvieron un registro de ellos y de los ambientes a los que estuvieron expuestos durante toda su vida.

A la edad de 21 años, se tomaron muestras de sangre que se utilizaron para medir la metilación del ADN en todos sus genes, así como las proteínas relacionadas con la inflamación que ya se han asociado con enfermedades cardiovasculares, y algunas otras enfermedades relacionadas con la edad.

Los autores pudieron determinar que el entorno de los niños afectó directamente el nivel de proteínas relacionadas con la inflamación en su sangre durante la edad adulta.

Resultados

Los entornos nutricionales, microbianos, fisiológicos y sociales a los que están expuestos los niños mientras crecen juegan un papel muy importante en la fisiología y la salud de los niños más adelante en su vida, según McDade.

También destaca la importancia de la lactancia prolongada, la exposición a los microbios y la abundancia de activos familiares que han permitido una mejor regulación de las proteínas inflamatorias.

Factores como la ausencia prolongada de un progenitor, la insuficiente exposición a los microbios y la falta de activos familiares fueron factores predictivos de una mayor desregulación de las proteínas inflamatorias.

Estos son factores importantes a tener en cuenta a la hora de criar a tus hijos, ya que su entorno al crecer impactará directamente en su salud y en su potencial como adultos…

Pero, una vez más, somos capaces de cambiar nuestro ADN, y la ciencia está empezando a entender que también somos capaces de cualquier cosa que nos propongamos.

Mucho Amor

Las nuevas investigaciones revelan en qué medida el ambiente en el que nos criamos cuando somos niños pueden afectarnos más adelante en la vida.

Dependiendo de este entorno, nuestro ADN tiene la capacidad de cambiar.

Un nuevo estudio muestra hasta qué punto el ambiente en el que nos criamos puede afectarnos más tarde en la vida adulta.

Nuestro ADN tiene la capacidad de cambiar bajo diversas circunstancias.

Esto demuestra lo importante que es un buen ambiente mientras se está criando a los niños.

Fuentes:

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.