Ciencia

Mira Como Está El Cuerpo Del Hombre Que Fue Congelado Hace 50 Años Atrás Para Ser Resucitado En El Futuro

Ya van varios años los que se lleva hablando de la congelación de las personas para preservar sus cuerpos y sus mentes para el futuro y así poder “resucitarlos”. Como ejemplo, podemos poner el de un personaje ficticio, el héroe de Marvel, el gran Capitán América.

En la vida real, en la década de 1960, un grupo de científicos congelaron sus cuerpos poco después de su muerte, con la esperanza de que en el futuro fuese posible resucitarlos.

hombre congelado hace 50 años

La primera persona en ser congelada fue el profesor de psicología James Bedford, en 1967. Algunos médicos y personas que estaban interesadas en este asunto, congelaron el cuerpo del profesor apenas pocas horas después de su muerte.

Para preservar el organismo del profesor en perfectas condiciones, su cuerpo fue colocado en un contenedor cubierto de hielo seco, después los doctores sumergieron el cuerpo del doctor fallecido en nitrógeno líquido.

Ha estado así durante 50 años, ahora mismo el cuerpo está en la Fundación Alcor de Extensión de la Vida, en Arizona.

Al proceso este se le compara con el proceso de criogenia actual, lo que ocurre es que el proceso aplicado hace 50 años ha quedado obsoleto, por la evolución que ha habido en la tecnología y sobre todo en la medicina.

En 1991 se realizó una evaluación visual de la condición corporal de Bedford, esta evaluación dio como resultado que no había ningún tipo de deterioro. De acuerdo con el gerente de servicios y atención, Michael R. Perry “no hay una fecha establecida para realizar ninguna prueba por ahora”

Sin embargo, ahora hace 50 años de la congelación del cuerpo del doctor y profesor, y los especialistas en ello conmemoran el evento y los avances científicos gracias al cuerpo del profesor, que les ha proporcionado grandes conocimientos en la materia de criogenización.

Actualmente, la expectativa para el futuro, al menos para muchos de los científicos de la criogenia, no está en llegar a la resurrección completa del cuerpo que ha sido criogenizado, sino más bien en la resurrección de sus memorias para ser posteriormente implantadas a robots.

En contrapartida, la fundación Alcor, afirma contundentemente “no existen argumentos técnicos creíbles y conocidos que lleven a decir con certeza que la criogenia, realizada bajo buenas condiciones no funcionará”.

Se estima que existen 250 personas en las distintas instalaciones de criogenia, el costo mínimo para mantener un cuerpo en estas condiciones es de más o menos 28 mil dólares en los Estados Unidos.

Como vemos no hay certezas de nada, de lo único que hay certeza es que la criogenia misma, ahora mismo a lo único que conduce es a la experimentación…

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.