Sociedad

Europa Bajo El Manto De La Nube Radiactiva – Silencio De Los Medios De Comunicación

El gobierno ruso ha advertido que las concentraciones “extremadamente altas” de isótopos radiactivos se han extendido por toda Europa, sin embargo, los medios de comunicación ni confirman ni desmienten nada y hacen acto de silencio.

europa nube radioactiva

La advertencia se produce en medio de los informes de que hubo un accidente nuclear en Rusia el pasado mes de septiembre, ya que científicos europeos han detectado durante semanas radiación en la atmósfera.

Naturalnews. com informa: La admisión del gobierno ruso confirmó los hallazgos de un instituto francés de seguridad nuclear, el IRSN, a principios de noviembre. El instituto detectó una nube radioactiva flotando sobre Europa, según reportó Independent del Reino Unido.

Como se señalaba en el documento, los funcionarios rusos habían negado previamente que hubiese pasado nada sobre un accidente nuclear que pudiera estar causando la nube.

El mes pasado, la empresa nuclear estatal rusa Rosatom – conocida recientemente como la firma que obtuvo con éxito el 20 por ciento de todo el uranio estratégico estadounidense mientras Hillary Clinton era secretaria de Estado para Barack Obama – anunció en el momento en que el accidente probablemente ocurrió que “la radiación alrededor de todos los objetos de la infraestructura nuclear rusa está dentro de la norma y al nivel de la radiación de fondo”.

Pero la semana pasada Rosgidromet, la agencia meteorológica rusa, dijo en un comunicado que “se encontró que las sondas de aerosoles radiactivos de las estaciones de monitoreo Argayash y Novogorny contenían radioisótopos Ru-106 [Ruthenium-106]” en algún momento entre el 25 de septiembre y el 1 de octubre.

El isótopo no se produce de forma natural; es un producto que proviene de la división de átomos en un reactor, razón por la cual los expertos estaban seguros de que se había producido algún tipo de accidente nuclear en Rusia.

Las autoridades dijeron que el Ru-106 fue descubierto en el enclave de Tatarstán, así como en partes del sur de Rusia. La nube de isótopos logró llegar a “todos los países europeos empezando en Italia y hacia el norte de Europa” a partir del 29 de septiembre, dijo Rosgidromet.

Como señaló el diario online Independient:

El servicio no especificó dónde se originó la contaminación, pero una concentración 986 veces superior al nivel de fondo natural se encontró en Argayash, una aldea cerca de la frontera rusa con Kazajstán y a unas 20 millas de la instalación nuclear de Mayak.

Rusia tiene una larga historia de accidentes nucleares, incluso en las instalaciones de Mayak. Hubo una explosión en la instalación en 1957, que expuso a al menos 272.000 personas a niveles elevados y peligrosos de radiación. El emplazamiento sirve ahora como una instalación para el reprocesamiento de combustibles nucleares.

El IRSN de Francia dijo en su informe sobre la nube nuclear flotante que la fuente de contaminación probablemente se debió a un accidente en algún lugar de una región entre el río Volga y los montes Urales.

En el informe también se señalaba que los niveles de contaminación eran tan elevados que si el accidente hubiera ocurrido en Francia, las autoridades se habrían visto obligadas a evacuar el lugar y gran parte de las zonas circundantes.

La organización señaló además que las concentraciones de Ru-106 que se habían detectado en toda Europa no constituían una amenaza importante para la salud.

El IRSN también dijo que la fuga no pudo provenir de un reactor nuclear porque si eso hubiera ocurrido, también se habrían detectado elementos radiactivos adicionales. Más bien, la organización cree que lo más probable es que la nube provenga de una instalación que está vinculada al ciclo del combustible nuclear.

Como se ha dicho anteriormente, este no es el primer asalto de Rusia con accidentes nucleares. Las armadas soviéticas y rusas han perdido varios submarinos nucleares, y un submarino que era un modelo diesel-eléctrico pero llevaba misiles balísticos nucleares.

Rusia es también el hogar de la peor catástrofe nuclear del mundo: Chernóbil, situada en el país de Ucrania, que en el momento del accidente – 1986 – formaba parte de la Unión Soviética.

Masivas cantidades de radiación escaparon y se esparcieron por la Unión Soviética occidental y Europa. Como resultado del desastre, aproximadamente 220.000 personas tuvieron que ser trasladadas de sus hogares “, dice un informe de la Unión de Científicos Preocupados.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.