Según Un Estudio Los Carbohidratos Son Más Perjudiciales Que Las Grasas Saturadas

El estudio ha sido realizado en Washington, las grasas saturadas están asociadas a una gran variedad de problemas de salud, tales como las enfermedades del corazón. La investigación ha revelado que el consumo podría duplicarse o incluso triplicarse sin aumentar el nivel en la sangre de una persona.

Los hidratos de carbono, por su parte, están asociados con los niveles elevados de ácido graso, los cuales están vinculados a un mayor riesgo de diabetes y de enfermedades del corazón, y que se demostró en el mismo estudio.

“El punto es que no necesariamente nuestro cuerpo guarda la grasa saturada que comemos y el principal regulador de lo que se guarda en términos de grasa es el hidrato de carbono que se consume en la dieta”, el autor principal del estudio ha sido Jeff Volek,de la Universidad Estatal de Ohio.

estudio sobre grasas saturadas

Para realizar el estudio, el cual apareció en la revista Plos One, los científicos pusieron a 16 participantes en un régimen dietético estricto que duró cuatro meses y medio.

Cada tres semanas sus dietas fueron cambiadas para ajustar la grasa y los carbohidratos totales y niveles de grasas saturadas.

Los científicos descubrieron que cuando los carbohidratos se redujeron y se aumentó la grasa saturada, la grasa total saturada en la sangre no aumentó, e incluso se redujeron en la mayoría de personas.

El ácido graso llamado ácido palmitoleico, que se asocia con el “metabolismo saludable de los hidratos de carbono, pueden promover la enfermedad”, se hundieron con dietas bajas en carbohidratos y aumentaron gradualmente a medida de que se introdujeron hidratos de carbono, según el estudio.

Un aumento en este ácido graso indica que una proporción cada vez mayor de los carbohidratos se convierte en grasa en lugar de ser quemada por el cuerpo, dijeron los investigadores.

“Cuando se consume una dieta muy baja en carbohidratos, el cuerpo quema la grasa saturada preferentemente” dijo Volek.

“Tuvimos a gente que come dos veces más grasas saturadas de lo que habían estado comiendo antes de entrar en el estudio, sin embargo, cuando se midió la grasa saturada en la sangre, había bajado en la mayoría de la gente” dijo.

El hallazgo “desafía la sabiduría convencional que ha demonizado a la grasa saturada y que extiende nuestro conocimiento de que las grasas saturadas en la dieta no se correlaciona con la enfermedad” agregó Volek

Hacia el final de la prueba, los participantes vieron “mejoras significativas” en la glucosa en sangre, la insulina y la presión arterial y perdieron un promedio de 10 kilos.

“Hay un malentendido generalizado acerca de las grasas saturadas, en los estudios de población, claramente no hay ninguna asociación de que las grasas saturadas en la dieta tengan que ver con las enfermedades del corazón, sin embargo, las directrices dietéticas seguirán abogando en la restricción de las grasas saturadas, y eso ni es científico ni es inteligente” dijo Volek.