Conspiración Nuevo Orden Mundial

Cómo el Estado Orwelliano de 1984 Es Una Verdad y Realidad Inminente

El libro de George Orwell de 1984 es un libro clásico que describe a una población gobernada por un régimen político que persigue el individualismo y el pensamiento crítico independiente como “crímenes de pensamiento” que debe ser aplicado por la “policía del pensamiento”.

Este partido busca el poder sobre todo y, a través del Ministerio de la Verdad propagandista, presenta al pueblo su versión de la verdad. ¿Te suena familiar?

En los últimos años, tanta información ha salido a la luz que contradice la retórica dominante. El fraude electoral, como lo puso de manifiesto Wikileaks, es un ejemplo, y el terrorismo de bandera falsa, con el 9/11 siendo el ejemplo perfecto, es otro.

estado orwelliano verdad realidad

La élite ha estado prosperando al forjar nuestra percepción sobre los eventos para justificar sus acciones en respuesta a estos eventos, todo esto mientras los fabricaba en primer lugar. Tal vez uno de los mejores ejemplos venga del 2016, cuando el Pentágono fue descubierto pagando a una firma de relaciones públicas más de 500 millones de dólares para crear falsos videos terroristas.

El presidente ruso Vladimir Putin también ha reclamado el deseo de la elite de un Nuevo Orden Mundial, que vería a las “potencias que usan” amenazas imaginarias y míticas para controlarnos. Si quieres saber más sobre el Nuevo Orden Mundial, puedes leer un artículo que escribí sobre el Nuevo Orden Mundial en 2015 y que se detalla aquí.

Los estadistas inventarán mentiras baratas, echando la culpa a la nación que es atacada, y todo hombre se alegrará de esas faltas de conciencia tranquilizadoras, y las estudiará diligentemente, y se negará a examinar cualquier refutación de ellas; y así se convencerá a sí mismo de que la guerra es justa, y agradecerá a Dios por el mejor sueño que disfruta después de este proceso de grotesco autoengaño “.

Mark Twain (fuente)

Tenga en cuenta que esto sólo se refiere a la geopolítica; hay varios otros ejemplos dentro de las industrias de salud, alimentos, educación, finanzas y otras industrias. Vivimos en un mundo de manipulación y propaganda, transmitido a nosotros por la élite global, a quien le gustaría que creyéramos que esto es simplemente una teoría de conspiración.

 

El autor Richard Dolan lo dice muy bien:

Si le preocupa que el fascismo venga a Estados Unidos, no busque un demagogo que golpee con el puño. Mira en su lugar a un gobierno que puede leer cada correo electrónico que usted ha escrito siempre, GPS que en cualquier momento, conocer sus hábitos de Internet mejor que usted, vigilar literalmente dondequiera que vaya en cualquier ciudad importante, y utilizar su información en contra de usted si deciden, sin embargo, que usted es un enemigo del Estado. Eso es fascismo, y Estados Unidos ha estado viviendo esa pesadilla bipartidista durante 15 años. Gracias George W. Bush. Gracias Barack Obama.

Trump podría empeorar esa situación, o no. Pero sin lugar a dudas su retórica ha hablado directamente con aquellos que se sienten abandonados por la globalización, con una clase media que ha sido efectivamente destripada en la última generación, en la que la esperanza económica se ha evaporado casi por completo. Trump ha jugado a esa parte del electorado, y sólo el tiempo dirá si es sincero o puede cumplir. (fuente)

Sea quien sea esta gente, y la agenda que están impulsando, está claro que Trump, a pesar de su poder y privilegio, no está en el mismo barco que los Clinton, Bush o Obama.

Esto no significa que sea un partidario de Trump. Al final del día, la verdadera “amenaza de nuestra República”, como lo expresó el ex alcalde de la ciudad de Nueva York John F. Hylan, es el “gobierno invisible, que como un pulpo gigante extiende sus sucias piernas sobre nuestras ciudades, estados y naciones”. Es el “pequeño grupo de poderosos banqueros internacionales[quienes] virtualmente dirigen el gobierno de Estados Unidos para sus propios propósitos egoístas”, controlando ambos partidos y la mayoría de los periódicos y revistas.

Según la CNN, 1984 también registró un aumento en las ventas durante 2013, cuando las filtraciones de Edward Snowden hicieron de la vigilancia de la NSA una gran noticia internacional.

Quién sabe, tal vez Trump también forme parte de esta agenda -después de todo, también puede haber disputas y desacuerdos entre la elite.
El Estado Orwelliano ha estado creciendo durante mucho tiempo

El estado descrito en los libros de George Orwell lleva mucho tiempo en funcionamiento, y durante las últimas décadas, los partidos políticos no han existido para asegurar la voluntad del pueblo. Theodore Roosevelt, ex presidente de los Estados Unidos, fue otro de los muchos que intentaron advertirnos que ambos partidos se han desviado de su propósito original:

De estas grandes tareas los dos partidos antiguos se han apartado. En lugar de ser instrumentos para promover el bienestar general, se han convertido en instrumentos de intereses corruptos que los utilizan imparcialmente para servir a sus propósitos egoístas. Detrás del ostensible gobierno se sienta entronizado un gobierno invisible, que no debe lealtad y no reconoce responsabilidad alguna al pueblo (fuente).

Para los medios de comunicación tradicionales vincular a Trump con este libro es ridículo, dado que el poder que ha controlado la presidencia durante tanto tiempo es claramente la comparación correcta.
¿Qué podemos hacer al respecto?

La buena noticia es que cada vez más y más personas en todo el mundo están empezando a despertar con toda la información errónea que se difunde a diario, y eso incluye la agenda de los que están detrás de ella. Incluso hace una década, la población de masas no era tan consciente de que todo no es como parece, y como resultado de este despertar de masas, nuestra percepción, nuestros pensamientos, nuestra conciencia colectiva está comenzando a cambiar.

Ya no vemos el mundo como se nos ha presentado, y estamos empezando a darnos cuenta de que simplemente despertar a toda la propaganda que nos rodea está creando grandes problemas para la elite global. El primer paso para cambiar un problema es primero reconocerlo, y todavía estamos en ese proceso.

Habiendo trabajado en este campo durante casi una década, es increíble ver lo que está ocurriendo y cuántas personas están teniendo esos momentos de “ah-hah”. La búsqueda de la dominación mundial no le sienta bien a la ciudadanía, y la democracia se ha convertido en nada más que una ilusión, con partidos políticos al servicio de los intereses de sus “dueños”, no del pueblo.

Cuanta más gente reconozca lo que realmente está sucediendo en nuestro mundo, más gente tomará una posición y hará todo lo que pueda para cambiarlo. Esto está sucediendo ahora, de varias maneras diferentes, y empieza con usted y conmigo.

Cuanto más lo intentamos, y cuanto más “despertamos”, más nos acercamos a las acciones y a los efectos de ondulación que cambiarán nuestro mundo.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.