En tu interior está la respuesta.

Que tu nombre no sea tu identidad, que tu fe sirva de aliento, que por mas que te canses, siempre te vuelvas a levantar, que todo lo que seas, sea siempre tu esencia, que cada uno de tus sentidos se afinen hasta no poder más, que por mas que no quieras sonreír, siempre tengas razones por las cuales luchar, que si luchas no sea por ganar, que cuando lo hagas siempre sonrías, que la sonrisa es el alma que te mira, que si tu dices no, haya alguna voz dentro de ti que te diga si, que en cada paso que des, tus sueños hagas realidad, que la realidad inunde tus días con la luz celestial y que en cada destello te de la alegría, la alegría que en tus sentidos pondrás, sentidos que a la vista te harán ver,
las cosas más bonitas más allá de la realidad, realidad que al tacto la sientes, cuando tienes todo a favor de tu humanidad, humanidad que al en tu interior está la respuestagusto sabe a dulce caramelo de champán, y relativo como el oído, que a veces oye solo escucha y ya está, cosas que están latentes en el espacio y al olfato de tu intuición te harán vibrar, para el fin de esta sumisión, sumisión que hoy día tenemos, sumisión que a punto está de estallar, como corderos somos que en su rebaño van, y victoria no es la que se lucha con espadas y frialdad, ganador es el que sabe que la victoria llegará, victoria que anhela triunfo, el triunfo de la humanidad, sobre todas aquellas cosas superficiales que el sistema nos impuso sin más, adormecidos, entumecidos, sinónimos de estas palabras hay miles y más, pero no hay cosa que les destruya más… que la liberación de la verdadera humanidad, no les hablo de las que nos imponen ellos, de esa bella palabra “solidaridad´´ que a veces ni ellos mismos saben pronunciar, hablo de valores, valores que dentro de nosotros están, valores que sin quererlos nacimos con ellos aunque no sepamos donde los hemos de buscar, y en cada rincón de nuestro cuerpo, de esta “lata´´ que a cada instante hay que reparar, ahí dentro…ahí dentro están, búscalos, seguro que los encuentras, no te dejes embaucar, por partidos políticos, por la ira y por la confrontación que siempre impuesta a de estar, guíate por la paz, guíate por la luz, no hay guerra que exista, más no es posible la ruptura social impuesta, porque todos somos uno, causa- efecto de la conjunción astral, que de generación en generación vino hasta este lugar, y si ahora, párate a pensar ¿qué eres? ¿donde estas? en un pequeño rincón de la inmensa humanidad, humanidad que llega hasta las estrellas, que va hasta el más allá y es que nunca te preguntaste….¿por que viniste aquí a parar?