Universo

El sol va a destruir la Tierra mucho antes de lo que pensamos

actividad-del-sol

Como ya sabrá la única certeza que tenemos en la vida es la muerte. Bueno, lo mismo pasa con nuestro planeta. Es inevitable que llegue a su fin, aunque no hay forma de saber cuál será el escenario del fin del mundo.

Pero aun así aunque podamos escapar de asteroides, evitar un apocalipsis nuclear o una pandemia, llegará un día en que nuestro propio sol nos haga llegar al fin de una era.

Este proceso no será bonito. Y, de acuerdo con Jillian Scudder, Astrofísica en la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, ese día puede llegar antes de lo que pensamos.

10% más brillante

El sol sobrevive por la quema de átomos de hidrógeno, convirtiéndolos en átomos de helio en su núcleo. La estrella quema 600 millones de toneladas de hidrógeno cada segundo.

Pero como el núcleo se satura con este helio, se contrae, y da lugar a la aceleración de reacciones de fusión nuclear – lo que significa que la estrella escupe más energía. Cada mil millones de años el sol se quema por el hidrógeno, y se hace más brillante alrededor del 10%.

Un 10% puede no parecer mucho, pero esta diferencia puede ser catastrófica para nuestro planeta.

“Las previsiones de qué es exactamente lo que va a pasar a la Tierra en los próximos mil millones de años son bastante inciertas”, dijo Scudder en el portal Business Insider. 

“Pero la esencia general es que el incremento del calor solar hará que más agua se evapore de la superficie y quede atrapada en la atmósfera. Entonces, el agua actúa como un gas de efecto invernadero, retiene más calor, lo que acelera la evaporación “

Adiós a las condiciones de vida de prosperidad

La previsión para el final de la muerte del sol está aquí prevista para dentro de 8 mil millones de años . Pero mucho antes de eso, su luz de alta energía se bombardeará a nuestra atmósfera, dividirá las moléculas de agua y esto permitirá que se escape como el hidrógeno y el oxígeno, y posiblemente nos quedemos sin agua.

Un aumento del 10% en el brillo cada mil millones de años significa que, a partir de los 3,5 millones de años, el sol será casi un 40% más brillante, y hará hervir los océanos de la Tierra y se fundirán las capas de hielo.

Nuestro planeta, una vez lleno de vida, llegará a ser insoportablemente caliente, seco y estéril, como Venus.

El proceso continúa

Pero no termina ahí. Un día, en unos 4 o 5 mil millones de años, el sol dará su último aliento de hidrógeno, y comenzará a quemar el helio en su lugar. Cuando esto ocurra, nuestra estrella formalmente se podrá considerar una gigante roja.

Cuando el sol pierda sus capas exteriores, la masa disminuirá, perdiendo su influencia gravitatoria sobre todos los planetas. A continuación, los mundos que orbitan alrededor de la estrella comenzarán a moverse un poco más lejos.

En un momento dado, el núcleo del sol, cuando sea una gigante roja, se convertirá en extremadamente caliente y denso. Su ambiente estirará la órbita actual de Marte, Mercurio y Venus.

La tierra tiene dos opciones – o escapar de la expansión del sol, o ser consumida por el mismo. 

El fin

Después de que el sol vacíe sus reservas de combustible, se vuelva inestable y comience su pulso.

A cada pulso, el sol va a deshacerse de las capas de su atmósfera exterior a y permanecerá solamente un núcleo pesado caliente rodeado por una nebulosa planetaria.

Fuente: [BusinessInsider ]

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.