Nuevo Orden Mundial

Donald Trump pega una sacudida al Nuevo Orden Mundial al ganar las elecciones

donald trump gana las elecciones

Donald Trump, es el candidato del Partido Republicano, y ha ganado las últimas elecciones presidenciales de los Estados Unidos al derrotar a la demócrata Hillary Clinton.

En las primeras horas del 9 de noviembre, nos llevamos la sorpresa de la victoria de Trump, algo que ha causado la revolución política en los Estados Unidos y ha sacudido el nuevo orden mundial.

El multimillonario de bienes raíces hizo una campaña populista, aislacionista y xenófoba en la que sus principales objetivos eran los inmigrantes, la construcción de un muro para controlar las fronteras y las élites que promovieron la globalización de la economía y el crecimiento del comercio mundial en las últimas décadas.

La victoria de Trump significa también la culminación del triunfo del levantamiento de los votantes en el mundo occidental en contra de los cambios provocados por la globalización  del mundo.

Al mismo tiempo, contribuye a aumentar la riqueza y conducir al desarrollo de las regiones del planeta que estaban fuera del mapa económico, los bolsillos creados por la pobreza y el aumento de desigualdad en los países más ricos.

Al igual que en la victoria del referéndum del Brexitt en el Reino Unido, país que decidió salir de la Unión Europea en Junio de 2016, el principal impulsor del año era Trump, ya que según él la educación baja y más pesares, hacían que el país sufriese pérdidas debido a la globalización y hacían que se sintiesen amenazados por la creciente inmigración a sus países.

El impacto de la victoria de Trump en el Nuevo Orden Mundial, se puede medir por el lema de su discurso en la convención republicana que lo consagró como un candidato presidencial en Julio.

“Americanismo, no globalismo, este será nuestro credo” dijo Trump.

El susto de que saliera electo, comenzó a sentirse en el mercado financiero internacional. En Asia, los mercados de valores del mundo empezaron a tener convulsiones desde el momento en que quedó claro las oportunidades que tenía Trump de tener éxito en las elecciones.

La propagación de la onda causada por la impresionante victoria de Trump ha llegado también a los países políticos de Europa, donde hay un movimiento bastante sensacionalista, populista y xenofóbico en casi todos los países.

El año que viene Francia llevará a cabo las elecciones presidenciales y el candidato Marine Le Pen, del partido de extrema derecha del Frente Nacional, es probable que gane. Si esto ocurre, la Unión Europea entraría en una severa cuestión.

La victoria de Trump también significa un estímulo político para el gobierno de Vladimir Putin en Rusia, que ha sido y seguirá siendo el principal liderazgo internacional que ha expresado sin reservas el apoyo contundente a Trump.

Pues como estamos viendo, la llegada de Trump, representa una auténtica revolución política en los Estados Unidos, su victoria ya está siendo la mayor sorpresa considerada de la historia de las elecciones presidenciales desde 1948, cuando Harry Truman derrotó inesperadamente, al republicano Thomas Dewey y ganó la Casa Blanca.

Hasta la víspera de la elección, la demócrata Hillary Clinton era identificada como la amplia favorita en las encuestas de opiniones ciudadanas.

Hillary, contó con el apoyo casi unánime de los principales medios de comunicación de los Estados Unidos y la clase política estadounidense rechazó a Trump desde el inicio de su campaña, todo debido a su estilo grandilocuente, histriónico y totalmente fuera de las convenciones que caracterizan a la política estadounidense.

Cuando el The Washington Post reveló un vídeo realizado en octubre de 2016, mostrando a Trump haciendo alarde de abusos agresivos y de agresiones sexuales indecentes a diversas mujeres, hubo una especie de estampida en contra de la Campaña Cumbre del multimillonario del Partido Republicano.

Los últimos candidatos republicanos en la Casa Blanca fueron solamente Bob Dole, que perdió frente a Bill Clinton en 1996 y que declararon su total apoyo a Trump.

El último presidente republicano fue George W.Bush y votó por Hillary Clinton. En el partido republicano tradicional, el Grand Old Party, declaran que a partir de ahora se desarrollará  un bastión del liberalismo económico a causa del Trumpismo.

Con el historial que tiene de mentiras Trump, al igual que un extenso casos de abusos sexuales y de maniobras fiscales muy cuestionables para evadir el pago de impuestos, Trump atrajo el rechazo de una gran parte del electorado estadounidense. En general fueron las personas jóvenes y las más cosmopolita.

Las elecciones las convirtieron en una autentica batalla campal de insultos, pero finalmente salió el electo ¿Cómo, por qué? No se sabe… Lo que sí sabemos es que es una poderosa ficha del Nuevo Orden Mundial y que nos afectará a todos los países.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.