Auto ayuda Espiritualidad

Esta Es La Diferencia Entre Estar Despierto Y Tener Un Alma Consciente

Como verás a continuación, existe una diferencia clara entre estar despierto y tener el alma consciente. El significado de ambas cosas, podría llevarte a entender más sobre ti mismo y el mundo que te rodea. ¿De qué trata esto en realidad? ¿Qué encierra ambos conceptos tan diferentes entre sí?

Diferencias entre estar despierto y tener un alma consciente

diferencia estar despierto estar consciente

Para saber las diferencias entre estar despierto y tener un alma consciente, primeramente se necesita conocer ambos conceptos. Se puede comenzar entonces con el concepto de estar despierto, lo cual hace alusión a la consciencia de no estar dormido.

Es pues, la acción de deambular en este mundo sabiendo que no se está soñando o descansando de alguna manera. Por su parte, un alma consciente hace referencia a la expansión de todos tus sentidos y al conocimiento íntimo de ti mismo. ¡Básicamente es la consciencia que puedas tener sobre tu propia alma!

Muchos relacionan el alma consciente con el despertar completo de la humanidad y allí es donde entra la confusión. ¿Tener un alma consciente implica estar realmente despierto? Pues puede parecer que sí, aunque la respuesta es rotundamente negativa. ¡No es lo mismo tener un alma consciente y estar despierto!

Para que quede más claro, a continuación verás una lista con las diferencias entre ambos términos:

  1. Consciencia del alma: El alma es el motor de la vida, lo que hace propulsar y funcionar el cuerpo. Es pues, un aspecto interno del ser humano que puede o no cobrar consciencia. ¡Cosa que no ocurre con estar despierto! Este último término, hace referencia más bien a un estado físico del cuerpo.
  2. Abrir los ojos: Este acto físico y tangible está íntimamente ligado con el despertar. ¡Despiertas cuando abres los ojos! Sin embargo, cuando se trata del alma consciente, esto no tiene nada que ver con tener los ojos abiertos. Por el contrario, es bastante común que se obtenga la consciencia del alma con los ojos cerrados.
  3. Olvidar lo ocurrido: El estar despierto no implica necesariamente recordar todo lo que se ha vivido o pensado. Por su lado, estar consciente del alma sí que implica el recuerdo vívido de lo acontecido. ¡Una gran diferencia que no puedes ignorar!

Estas tres diferencias pueden ejemplificar de mejor manera todo lo que diferencia estar despierto del alma consciente.

Ejemplo de la diferencia entre estar despierto y tener un alma consciente

Un claro ejemplo  radica en la percepción de separación corporal. Esto quiere decir, que sientes como si no estuvieras dentro de tu propio cuerpo, ¡cosa que suele pasar en los sueños! En ese momento, se podría decir que tu alma es consciente mientras descansas, permitiéndote recordar y vivir sin tu estado físico. Así pues, mientras no estás despierto, sí que tienes un alma consciente.

Puede ser un tema bastante abstracto que cueste entender de buenas a primeras. Lo importante es que sepas que no es lo mismo estar despierto y tener un alma consciente.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.