Alimentación Salud

El Médico Explica Lo Que Le Sucede Al Cuerpo Humano Cuando Entra En La Cetosis (Dieta Cetógena)

Desde una edad temprana se nos enseña que tenemos que comer tres comidas al día, además de la merienda, es saludable y necesario para que el cuerpo humano funcione normalmente, y esta retórica todavía domina las guías alimenticias norteamericanas hoy en día. Mark Mattson, el actual Jefe del Laboratorio de Neurociencias del Instituto Nacional de Envejecimiento, preguntó una vez:

dieta cetógena

¿Por qué la dieta normal consiste en tres comidas al día y la merienda? . . . Hay muchas presiones para que tengamos ese patrón alimenticio, y también, hay mucho dinero involucrado.

La industria de la alimentación es la principal, ¿ganaría dinero si todos nos saltásemos el desayuno a diario? No, al contrario, perderían dinero. Si la gente ayuna, la industria alimentaria pierde dinero.

¿Y las industrias farmacéuticas? ¿Qué pasa si las personas hacen algún tipo de ayuno intermitente, hacen ejercicio periódicamente y tienen una vida más saludable? ¿La industria farmacéutica va a hacer dinero con la gente sana? La respuesta es No.

La cita anterior proviene de una charla de TED que Mattson dio sobre los beneficios del ayuno, una práctica que obliga al cuerpo a cambiar su fuente de combustible de la glucosa a las cetonas.

Los científicos están observando una amplia variedad de beneficios para la salud desde esta transición, desde el cáncer famélico hasta la mejora de la cognición, y ahora se está implementando una dieta de cetosis para las personas con cáncer, enfermedad de Alzheimer, epilepsia y más.

El ayuno tiene tremendos beneficios para el cerebro, como lo explica Mattson en su charla, pero también para el cuerpo.

¿Qué es la cetosis?

El cuerpo humano sólo tiene dos fuentes de combustible, la grasa y el glucógeno (azúcar). Cuando tenemos mucho azúcar almacenado en el cuerpo (por ejemplo, los carbohidratos consumidos que se convierten en azúcar), nuestro cuerpo utiliza ese azúcar para alimentar nuestro cerebro y otros órganos, proporcionando la energía que necesitan para funcionar.

Cuando el cuerpo se queda sin glucosa, cambia las fuentes de energía, del glucógeno a la grasa. Esto sólo puede suceder cuando el cuerpo se agota de sus reservas de glucógeno.

Durante años se nos ha enseñado que el cuerpo necesita glucógeno para funcionar correctamente, pero a medida que continuamos expandiendo nuestro conocimiento, resulta que este podría no ser el caso.

Cuando el cuerpo termina con el glucógeno, y comienza a quemar sus reservas de grasa, también produce lo que se llaman cuerpos cetónicos.

Son moléculas producidas por el hígado a partir de ácidos grasos durante períodos de inanición, ayuno, ingesta baja de alimentos, dietas restrictivas de carbohidratos/grasas altas y ejercicio intenso y prolongado.

Resulta que estos cuerpos de cetona tienen una amplia gama de beneficios para la salud.

Su cuerpo matará células cancerosas

En 1923, el científico Otto Warburg planteó la hipótesis de que el cáncer era causado por un proceso metabólico en el que las células cancerosas se alimentaban y tenían un mayor crecimiento “al ingerir enormes cantidades de glucosa (azúcar en la sangre) y descomponerla sin oxígeno”.

Acuñado esto como el Efecto Warburg, la teoría era controvertida en ese momento, pero las últimas décadas han despertado un nuevo interés en ella, y los oncólogos ahora utilizan la dependencia de la glucosa que las células cancerosas tienen para localizar tumores.

Warburg hizo su descubrimiento alrededor de la misma época en que la dieta ketogénica fue encontrada beneficiosa para la epilepsia.

Los estudios han demostrado que cuando el cuerpo produce cetonas, forman una barrera protectora alrededor del cerebro, por lo que cada vez más pediatras recomiendan la dieta para los niños con epilepsia.

Tiene una tasa de éxito enorme, sin embargo, dado que el ayuno no es ni comercializable ni rentable, recibe poca atención general.

La dieta cetogénica incorpora un alto contenido graso, bajo en proteínas y baja ingesta de carbohidratos que obliga al cuerpo a pasar hambre.

Como resultado, la glucosa se agota y el cuerpo se ve obligado a producir una nueva fuente de energía, una célula cancerosa no puede alimentarse.

La manipulación nutricional del cuerpo puede, de hecho, inanimar a las células tumorales y, al mismo tiempo, mantener sus otros tejidos mediante la creación de mecanismos compensatorios protectores.

Dicho esto, podrías inducir altos niveles de cetonas haciendo mucho ayuno y comiendo sanamente, incluso si estás comiendo carbohidratos. Durante los períodos de ayuno, seguirás produciendo cetonas.

Hace unos años, los científicos descubrieron la primera evidencia de una intervención natural que desencadenaba la regeneración de un órgano o sistema basado en células madre.

El estudio fue publicado en la edición del 5 de junio de Cell Stem Cell por investigadores de la Universidad del Sur de California. La investigación muestra que los ciclos de ayuno prolongado protegen contra el daño del sistema inmunológico e inducen la regeneración del sistema inmunológico.

Concluyeron que el ayuno cambia las células madre de un estado latente a un estado de auto-renovación. El estudio describe cómo, durante los períodos de ayuno, el cuerpo repara el ADN dañado y ayuda a matar de hambre el cáncer.

Si echamos un vistazo a un estudio reciente de 2014, publicado en la revista Trends In Molecular Medicine, que describe y confirma lo que varios estudios antes de que ya han hecho:

La restricción calórica (dieta alta en nutrientes pero baja en calorías) y sus miméticos (CR) mejoran la vida útil y reducen la incidencia de cáncer

Los miméticos CR y CR sensibilizan a las células cancerosas a la quimioterapia

Los miméticos CR y CR combinados con quimioterapia mejoran las respuestas inmunológicas anticancerosas

Según el estudio:

La restricción calórica (CR) es actualmente la intervención ambiental más robusta que se sabe que aumenta la vida sana y prolonga la vida útil en varios modelos, desde la levadura hasta los ratones.

Aunque el efecto protector del CR sobre la incidencia de cáncer está bien establecido, su impacto en las respuestas de las células tumorales al tratamiento quimioterapéutico está siendo investigado actualmente.

Curiosamente, se están evaluando los mecanismos moleculares necesarios para prolongar la vida útil al reducir la ingesta de alimentos, y estos mecanismos pueden ofrecer nuevas oportunidades para la intervención terapéutica.

Además, los nuevos hallazgos sugieren un efecto beneficioso del CR en la mejora de la eficiencia de la matanza de células tumorales por los medicamentos quimioterapéuticos y la inducción de una respuesta inmune anticáncer.

Al ayunar, estás literalmente cortando la fuente de energía para las células cancerosas, y al mismo tiempo, mientras que en la cetosis, tu cuerpo está experimentando una amplia gama de otros beneficios para la salud.

La primera publicación probada caso por caso en esta área se realizó en 1995, cuando dos jóvenes pacientes recibieron terapia dietética cetogénica para sus tumores cerebrales. No respondieron a los tratamientos estándar, pero con esta nueva terapia, los tumores de ambos pacientes comenzaron a consumir menos glucosa y a reducir su tamaño.

En 2010, se llevó a cabo un informe de caso sobre una mujer de 65 años de edad que tenía un tumor cerebral que causaba numerosos déficits neurológicos. Además del cuidado estándar, se le puso una dieta cetogénica.

Después de dos meses, experimentó una remisión completa de su tumor, pero cuando la dieta fue suspendida, el tumor regresó.

A continuación se presenta una charla entre Joe Rogan y el Dr. Dom D’ Agostino, Ph. D., profesor asistente del Departamento de Farmacología Molecular y Fisiología de la Facultad de Medicina Morsani de la Universidad del Sur de Florida y científico investigador principal del Instituto de Cognición Humana y Mecánica (IHMC).

D’ Agostino discute lo que sabemos sobre la dieta cetogénica actual. Recientemente publicó un estudio que muestra los beneficios que la dieta puede tener en las células cancerosas. Aquí hay una charla de TEDx de 13 minutos que también es bastante informativa si no quieres escuchar todo el podcast de abajo.

Guía práctica para comenzar a consumir la dieta cetogénica

Esto también se discute en el podcast anterior, pero una buena manera de empezar es con el ayuno intermitente. Esto requiere que uno restrinja su tiempo de comer a un período de ocho horas. Por ejemplo, si usted toma su primera comida del día a las 12 p. m., su última comida sería antes de las 8 p. m. y luego no volvería a comer hasta el día siguiente. De esta manera, usted obtendrá los beneficios del ayuno, siempre y cuando su período de alimentación esté lleno de alimentos saludables y saludables.

Todos se meten en la cetosis de manera diferente. Si usted está ayunando intermitentemente, su dieta tendrá que ser alta en grasas saludables y baja en carbohidratos. Pero varía con cada individuo en lo estricto que tiene que ser, dependiendo de su estilo de vida.

Para una persona, podría tomar 14 horas para agotar sus reservas de glucosa, para otra, podría tomar 24 horas. Cuanto más tiempo pase en un ayuno, más cuerpos cetónicos producirá, que también se discute en el podcast de arriba.

Los nutrientes son cruciales aquí, y no va a funcionar a menos que esté comiendo los alimentos correctos durante sus períodos de alimentación.

El sitio web del Dr. D’ Agostino es un gran recurso para aprender más sobre esto. Es esencial investigar esta dieta a fondo antes de intentarlo en casa, y su sitio web incluye mucha información y guías para comenzar.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.