Alimentación Salud

Esto Fue Lo Que Le Pasó A Este Hombre Cuando Dejó De Tomar Azúcar, Leche, Gluten Y Café Por Un Mes Entero

La mayoría de las personas comen alimentos que no están de acuerdo con nuestro cuerpo durante toda nuestra vida, y debido a que estamos tan acostumbradosa la adicción que nos generan, a menudo no nos damos cuenta de lo mucho mejor que nos podríamos sentir si elimináramos algunos de estos alimentos desencadenantes de “malestares” de nuestra dieta. Los desencadenantes comunes incluyen azúcar, lácteos, trigo y alimentos fritos.

dejar de tomar azucar leche cafe gluten

Cuando comemos alimentos inflamatorios de manera regular, nuestros cuerpos se acostumbran a ellos, y no nos damos cuenta de que están causando una reacción hasta que los eliminamos de nuestras dietas. Recientemente, un hombre llamado Lachian Brown decidió renunciar a estos tres alimentos desencadenantes, así como al café, e incluso se sorprendió por lo sucedido en su cuerpo.

A Brown le encanta comer, cualquier cosa y de todo. Sin embargo, recientemente notó que su amor por la comida le estaba pudiendo y su estómago se estaba haciendo más grande y él más gordo, había ganado siete kilos en seis meses. Atribuye el aumento de peso al hecho de que había pasado esos seis meses viajando, trabajando en su ordenador y comiendo papas fritas, coca-cola y cerveza casi todos los días. Sí, eso es todo.

Después de recibir un correo electrónico para un programa de desintoxicación de un mes, decidió hacer un cambio.

El programa de desintoxicación le pidió que eliminara la coca cola y las bebidas gaseosas, el alcohol, el azúcar, el gluten, el jugo de frutas, el café, los huevos y los productos lácteos de su dieta. Esto fue un gran cambio para Brown, ya que prácticamente todos sus alimentos favoritos encajan en esas categorías. El programa enseñó a Brown cómo esos tipos de alimentos usualmente contienen aditivos que pueden afectar negativamente su salud física y mental.

¿Qué comió Brown durante el mes?

Mantuvo las cosas bastante simples y comió principalmente vegetales orgánicos, pollo, cerdo, fruta, arroz y papas. Se aseguró de tomar  grandes porciones de verduras y ensaladas todos los días y cambió su café por té verde, de cuatro a cinco tazas al día.

¿Qué notó de inmediato?

En los primeros días Brown se sentía constantemente hambriento. Su energía también se estaba agotando poco después de despertarse por la mañana, probablemente por los síntomas de abstinencia de cafeína. Antes de esta limpieza, había estado tomando tres cafés al día y por lo menos una Coca-Cola, que equivale a mucha cafeína. No me sorprende que se sintiera agotado. Después de una semana, comenzó a sentirse más despierto.

Esto es lo que notó:

1) Energía sostenida durante todo el día

Después de la semana del cambio, mi cuerpo empezó a sentirse fresco cuando corría por la mañana. También me sentí más despierto mentalmente por la mañana. ¿La mejor parte? esa energía permanecía en el tiempo a lo largo del día.

2) Perdí 3 Kgs en un mes

Debo decir que es un gran esfuerzo. Mi estómago también se sentía más ligero. Antes de esto, normalmente tomaba 1-3 cervezas por la noche (y a veces más cuando tenía una noche loca.) Esa es probablemente la razón por la que me despertaba sintiéndome el estómago hinchado.

Pero ahora, es diferente. Me siento menos lleno y gordo. Admito que fue difícil dejar de beber cerveza durante un mes. Es algo tan social. Además, me encanta. Pero al final valió la pena para mi cuerpo.

También descubrí que mis estados de ánimo eran más estables. Generalmente soy un tipo feliz, pero a veces me puedo enojar e irritar. Pero durante las últimas semanas. Me he calmado un poco más. Esto podría ser en relación a que mi energía se mantenga constante durante todo el día.

¿Extraño esos momentos de tomar café y cerveza con mis amigos? Claro, pero al menos mi estado de ánimo es más estable, lo que tengo por seguro es que es bueno para mi cuerpo y para mi salud mental.

3) ¡Estoy más apto físicamente!

Realmente mejoré mi resistencia en el gimnasio, levantando pesas pesadas y haciendo ejercicios corporales como flexiones y levantamientos. También corrí unos 5 kilómetros, dos veces al día.

El hecho de que me cuidaba con mi dieta significaba que tenía más motivación para estar físicamente en forma también.

4) Mi sueño también mejoró

Siempre he tenido problemas para dormir. Las últimas semanas he estado durmiendo bastante bien. Apenas me despierto durante la noche, lo cual es raro para mí. No puedo estar seguro si es la dieta porque la mentalidad juega un papel importante en el sueño para mí. Sin embargo, es una buena correlación.

5) Ya no estornudo

También descubrí que no estornudaba tanto como antes. Por alguna razón, regularmente tenía una nariz que goteaba, particularmente durante la temporada de fiebre del heno. Pero no me ha pasado eso en las últimas semanas. La investigación ha demostrado que comer demasiados alimentos procesados puede dañar nuestra capacidad de combatir los resfriados y pequeños insectos porque no estás recibiendo suficiente nutrición para alimentar el sistema inmunológico.

* Quizá nos vendría bien a todos probar esta fórmula durante un mes a ver qué tal nos sienta. Desde luego, estoy seguro que sería todo un éxito.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.