Misterio

Descubierto El Misterio Del Desierto En El Que Las Rocas Se Movían Solas

Si hay un lugar capaz de sorprender ese es Death Valley, el desierto en el que las rocas se movían solas. En esta localidad de Estados Unidos, las piedras parecían moverse solas, sin ninguna razón aparente. ¿A qué se debe este extraño fenómeno? ¿Seguirá pasando en la actualidad este movimiento de rocas en Death Valley?

El desierto en el que las rocas se movían solas

Death Valley desierto rocas mueven solas

Death Valley se ubica en el sureste de California y en el norte del desierto de la Gran Cuenca en EE.UU. Tiene una extensión de 3000 millas cuadradas y forma parte del gran desierto de Mojave. Por si esto no fuera poco, resulta que este es el desierto (o lugar particular) con las más altas temperaturas. ¡Por alguna razón tiene que llamarse el valle de la muerte!

Todo lo anterior dicho no es más relevante que el caso que nos reúne en estos momentos. Y es que resulta increíble pensar que existen rocas desplazándose solas por todo Death Valley.

¡Rocas que pesan cerca de 300 kilogramos además! La única prueba que se tenía de su desplazamiento consistía en el rastro que dichas rocas dejaban en la arena. ¡¿A qué se debe este extraño fenómeno?! Pues, la ciencia ya se encargó de aclararlo.

Resulta que en las adyacencias de Death Valley existe un lago seco que se suele llenar de vez en cuando. Son precisamente en estas veces, cuando las rocas incurren a moverse sin razón aparente y de forma aleatoria. ¿Qué relación guarda el lago con las piedras entonces? Simple, el lago lleno de agua humedece toda la zona de agua que, en las noches, tiende a congelarse totalmente.

Al día siguiente, este hielo se va derritiendo para pasar a formar pequeños fragmentos de hielo corredizo. Dichos fragmentos son los que sirven como patines para hacer deslizar la roca por la acción del viento. ¡Así es como consiguen moverse!

Pese a lo sencillo que pueda parecer, lo cierto es que deben ocurrir varias cosas para que las piedras se deslicen. En primera instancia, el lago tendría que llenarse a una altura suficiente como para formar hielo en Death Valley. Luego, dicho hielo tendría que ser lo suficientemente delgado para romperse y suficientemente fuerte como para soportar a la roca. ¡Debe tener un grosor perfecto!

No es sencillo que las rocas se muevan por si solas en Death Valley, pero si es posible que esto pueda darse.

Un aspecto curioso de este hecho, es que los científicos tardaron cerca de 2 años para poder determinar el movimiento. Además, resulta más increíble todavía saber que estas no son las únicas rocas móviles que hay en el mundo. ¡Existe una gran cantidad de rocas capaces de moverse por sí solas! En Estados Unidos y en el Sahara se encuentran las rocas navegantes que más se han estudiado hasta ahora.

En resumidas cuentas, ¡este fenómeno es más climático que paranormal si se puede llegar a decir!

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.