Coloque un cubito de hielo en la parte que está entre la cabeza y el cuello y vea lo que pasa después!

cubito de hielo feng fu

Pensarás que es raro, pero este tratamiento del que hoy te hablaremos en este artículo te dará una prueba al probarlo tú mismo en casa, de que el cuerpo humano es maravillosamente asombroso, la técnica es muy sencilla, y está basada en la acupuntura, pero… ¿qué lógica tiene este tratamiento en sí? Muy bien, ahora te lo contamos.

En China entienden el cuerpo como un gran campo energético, y los chinos dicen que en el cuerpo tenemos muchos puntos de energía, a su vez, estos puntos energéticos están muy relacionados con el funcionamiento de nuestros órganos y con el balance energético de la totalidad de nuestro organismo.

El Feng Fu sería uno de los puntos y este punto se encuentra en la parte de atrás de nuestro cuello, para los chinos, el feng fu es un punto de alta energía, y dicen que cuando se estimula tiene la capacidad de restaurar el organismo y de rejuvenecernos, lo que nos queda es enseñar cómo llevar a cabo esta técnica, pero como verás a continuación es muy simple de hacerla.

Pasos:

  • Elije una posición cómoda, que puede ser sentado o tumbado bocabajo.
  • Aplique un cubito de hielo en el punto Feng Fu durante 20 minutos.
  • Si ves más conveniente poner el hielo envuelto en un paño o bolsa de plástico hazlo de esa manera.
  • Después de los primeros 30 segundos de estimulación Fu Feng con hielo, comenzarás a sentir un ligero calor en ese punto.
  • Deberás hacer estas aplicaciones una vez un día, dos veces el segundo día, y así sucesivamente: el primero en ayunas, al despertar, y el lunes por la noche, antes de ir a dormir

Dentro de los primeros días, hay una posibilidad de que sientas una sensación de euforia, esto se debe a la liberación de las endorfinas en tu cuerpo, pero te podrás beneficiar de muchas cosas positivas con la aplicación de hielo en el punto Feng Fu:

  • Da vitalidad al cuerpo
  • Mejora la calidad del sueño
  • Relaja
  • Mejora la digestión
  • Ayuda a prevenir la gripe y el resfriado
  • Alivia el dolor (columna, cabeza, articulaciones)
  • Ayudar a mejorar las vías respiratorias, enfermedades cardiovasculares e intestinales
  • Colabora también para mejorar problemas de tiroides, artritis, hipertensión y asma