Auto ayuda Salud

Cómo diferenciar una jaqueca de un dolor de cabeza emocional

¿El dolor de cabeza que sientes es una cefalea emocional o una jaqueca?

dolores de cabeza

El dolor de cabeza causado ​​por la tensión es generalmente un dolor de cabeza generalizado y la característica principal es una fuerte presión sobre los lados y la parte posterior de la cabeza o el cuello.

El dolor puede durar desde 30 minutos a dos horas y, en casos severos, hasta dos o tres días consecutivos, y desaparece de forma instánea.

La migraña es un dolor localizado en áreas específicas de la cabeza, puede ocurrir en un lado o en otro, causando otros síntomas desagradables, como cansancio, mareos, náuseas, desorientación, cambios en la visión.

La migraña no desaparece de repente, como el dolor de cabeza tensional y sus síntomas son más diversos y dolorosos.

El dolor de cabeza emocional es causado por tensiones y podría desaparecer en poco tiempo y con sólo unos masajes en el cuello y la espalda.

La migraña provoca un dolor de cabeza más grave.

El dolor de cabeza emocional es más ligero y por lo general es causada por:

  • Insomnio
  • La tensión emocional
  • Presión arterial alta
  • fatiga
  • Estrés
  • Infecciones
  • Baja inmunidad

Los dolores de cabeza, especialmente frecuentes, necesitarán ser investigados por el médico, ya que pueden ser un síntoma de algo más grave. Además, no abusar del uso de analgésicos, que pueden, entre otras cosas, destruir el estómago y el hígado.

Si tu dolor de cabeza no está relacionado con ningún problema grave, es mejor tratarlo de forma natural.

Un té muy bueno para esto es:

INGREDIENTES

1 litro de agua

1 cucharada sopera de menta picada o 1 bolsita de hierbas

1 cuchara sopera de jengibre fresco rallado

3 rodajas de limón (preferiblemente orgánico)

PREPARACIÓN

Echar el jengibre en 1 litro de agua y poner a hervir.

A partir de la ebullición, mantenga durante cinco minutos más y retira del fuego.

Coloca la menta y las rodajas de limón y tapa la olla.

Deje reposar y toma 1 taza.

Toma el resto durante el día, a intervalos separados de tiempo.

Puedes consumir este té como preventivo. En este caso, dos tazas por día son suficientes.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.