Científicos quieren rociar el cielo con polvo de diamante para evitar el calentamiento global

El calentamiento global está teniendo un impacto significativo en el planeta y los investigadores están constantemente tratando de encontrar formas de limitar este aumento gradual de la temperatura de la Tierra. Una alternativa para reducir las actividades que calientan el planeta es encontrar maneras para que se enfríe.

La geoingeniería podría ayudar. Pensando en ello un equipo de la Universidad de Harvard en los EE.UU., planea enviar toneladas de partículas de óxido de aluminio y diamante a la atmósfera, con el fin de enfriar la Tierra. La investigación fue publicada en Atmospheric Chemistry and Physics .

La propuesta se basa en una idea anterior de aerosoles de sulfato de bombeo en la atmósfera, lo que en teoría sería imitar los efectos de las erupciones volcánicas, enfriamiento rápido de las regiones circundantes del planeta. El objetivo sería conseguir el mismo resultado artificialmente.

cientificos rocian polvo de diamante

El polvo de diamante podría ser mucho más seguro y más amable con la capa de ozono que los aerosoles de sulfato, sugiere un nuevo estudio. Después de todo, a pesar de las erupciones volcánicas pueden ayudar a enfriar el planeta, que no son sutiles con el medio ambiente. El nuevo método es menos probable que caliente la estratosfera inferior, que tiene el potencial de causar algunos efectos secundarios no deseados también.

Por el momento, los científicos detrás del proyecto no están seguros de su teoría, pero se esperan más investigaciones en el futuro para tener una mejor idea de los beneficios de la idea. Aunque se sabe mucho acerca de las erupciones volcánicas, casi nada se sabe acerca de lo que las partículas de óxido de aluminio y diamantes podrían hacer en la atmósfera.

El sulfato de aluminio y polvo de diamante podrían causar mucho menos impacto sobre la capa de ozono, un menor calentamiento de la estratosfera y menor aumento de la luz difusa en la superficie de la Tierra.” Dijo Debra Weisenstein, un autor del estudio.

El polvo de diamante es caro, lo que trae otro problema potencial, pero el equipo de Harvard piensa que el precio podría caer lo suficiente como para hacer la idea factible. La posibilidad sería aumentar si el proceso de hacer los diamantes sintéticos son más rápidos y más fácil de lo que es ahora. El equipo dice que en el momento en que la población mundial alcance los 10 millones de personas en el año 2065 (más o menos), costaría unos 5 dólares por persona para enviar 450.000 toneladas de nanopartículas en el espacio.