Científicos matan el cáncer usando 50 veces menos quimioterapia

 

El tratamiento contra el cáncer puede estar avanzando con medicamentos menos invasivos. Una nueva investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, ha conseguido desarrollar una técnica que combate la enfermedad utilizando 50 veces menos fármacos de quimioterapia.

cancer

La quimioterapia actual, pese a combatir el cáncer de manera eficaz, actúa casi a oscuras. Los medicamentos disponibles en el mercado no logran llegar a los tumores con precisión. Afectan a un área mucho más grande que el tumor para matar al cáncer en su interior. El problema es que las partes sanas de la región también se ven afectadas, causando efectos colaterales.

(Vea también esta entrevista a un oncólogo Español)

Algunos intentos de delimitar la acción de medicamentos ya habían estado ocurriendo desde hace algún tiempo. Hasta ahora, los investigadores han utilizado las nanopartículas de plástico para hacer que el área saludable atacada fuera menor. El problema es que el cuerpo humano tiende a ver la tecnología como una célula invasora, activando el sistema inmunológico para atacarla, de modo que no llega al cáncer.

La idea utilizada por investigadores de Chapel Hill es justamente utilizar la defensa del cuerpo para llegar a la parte enferma. El estudio colocó las dosis de la quimioterapia dentro de los exosomas, estructuras extraidas de las células blancas de la sangre. Por lo tanto, el medicamento fue directo a través de las defensas y ataca el cáncer directamente.

Las pruebas hasta ahora con la nueva técnica se han realizado sólo con células de ratones estudiados en placas de Petri. El medicamento testado fue paclitaxel, utilizado para el tratamiento de cánceres como el de páncreas, de mama y de pulmón. El siguiente paso es probar en animales para después tratar con humanos.

Esto es importante porque es posible que podamos tratar a pacientes con dosis más pequeñas y precisas de quimioterapia, lo que resulta en un tratamiento más eficaz con menos y más leves efectos secundarios“, dice Elena Batrakova una de las líderes del proyecto.

Deja un comentario