Sorprendente: Encuentran cachalotes muertos en Alemania, tenían el estómago lleno de plásticos y de piezas de automóvil

ballenas-muertas-por-plastico

Los cachalotes han sido encontrados muertos en Alemania, los animales tenían el estómago lleno de plástico y de piezas de coches. En total han sido encontrados 29 cachalotes varados en las playas de todo el Mar del Norte, la cual es una área poco profunda para la fauna marina.

Los científicos están profundamente perturbados por lo que encontraron en el interior de los animales. De acuerdo con el comunicado que han hecho a la prensa del Parque Nacional del Mar de Wadden en Schleswig­Holstein, muchas de las ballenas tenían el estómago lleno de desechos de plástico, incluyendo una red de 13 metros de eslora de pesca y un trozo de plástico de 70 cm procedente de un coche y otras piezas más.

Sin embargo otros muchos han declarado que esto es un claro indicio de la indiferencia que tiene la humanidad a la vida marina, con la manía de verter los plásticos a los océanos. Robert Habeck, ministro de Medio Ambiente del estado de Schleswig­Holstein, dijo:

“Esto es el resultado del comportamiento de nuestra sociedad. Los animales consumen inadvertidamente plásticos y residuos de plástico, lo cual les lleva a sufrir y en el peor de los casos a morir de hambre, pese a tener el estómago lleno”

Nicola  Hodgkins, responsable de la conservación de delfines y de ballenas repitió esta afirmación, declarando lo siguiente:

“A pesar de que gran parte del problema del consumo de plásticos pueden causar problemas obvios como el bloqueo del intestino, no hay que descartar que las piezas más pequeñas consumidas, causen problemas más crónicos para todas las especies de cetáceos”

Esta desde luego no es la primera vez que se ha encontrado una ballena varada con plástico en sus intestinos, en 2011, una ballena joven fue encontrada muerta flotando en la isla griega de Mykonos y su estómago estaba tan distendido que los biólogos se pensaban que el animal se había tragado un calamar gigante.

Sin embargo, después de diseccionar los cuatro estómagos de la pequeña ballena, encontraron que había en su interior unas 100 bolsas de plástico y otras piezas de escombros. Cabe señalar además que el plástico sigue matando a muchas ballenas jovenes.

De acuerdo con el National Geographic, la mayoría murió por una insuficiencia cardíaca. Este es el resultado de la manera tan incorrecta como tratamos a los seres vivos del mar y el encontrarnos con esto es una acusación terrible para los humanos.