Ciencia

Bacteria de 4 millones de años fue encontrada en la caverna más profunda del mundo

bacteria de 4 millones de años

Los científicos han descubierto una antigua cepa de bacterias llamada Paenibacillus, en una de las cavernas más profundas del mundo. Para sorpresa de todos, esta bacteria parece ser resistente a todos los antibióticos  que han sido creados por la medicina moderna hasta ahora.

Caverna de la Lechuguilla

Las bacterias han estado escondidas por más de 4 millones de años, lo que sugiere que puede que existan otras bacterias igualmente de poderosas que puedan haber desarrollado resistencia a ciertos tipos de antibióticos sin que haya habido ningún tipo de influencia de los seres humanos y de medicamentos.

Una teoría que barajan es que las bacterias han desarrollado una resistencia natural a raíz de la exposición a “los antibióticos naturales” que hay en el ambiente subterráneo.

La cepa fue descubierta a 305 metros del subsuelo de la Caverna Lechuguilla, en Nuevo México, en un ambiente científicamente importante al cual solamente algunos equipos de investigación tienen acceso.

Científicos de la Universidad de Akron, en los EE.UU, y de la Universidad de McMaster, en Canadá, usarán las muestras de la caverna para identificar cinco formas del por qué la Paenibacillus bloquea a los antibióticos, con el objetivo de ayudar a descubrir  cómo vencer esa resistencia en el futuro.

Un Estudio Importante

Los antibióticos funcionan bloqueando los mecanismos que las bacterias perjudiciales usan para infectarnos, pero el problema es que esos patógenos están evolucionando rápidamente y han encontrado nuevos mecanismos con los que poder evadir a dichos antibióticos.

Además de este problema, nos encontramos que el aumento del uso de antibióticos en hospitales y otras industrias tales como la agricultura, parecen estar ayudando a que las bacterias desarrollen esa resistencia a los antibióticos y evolucionen más rápidamente.

La solución puede estar muy cerca

La paradoja está en la misma bacteria inmune, ya que como pasa por ejemplo en la cepa que se ha encontrado en la caverna Lechuguilla, que es resistente a los fármacos antiguos, según dicen los expertos, en la misma bacteria podemos encontrar los ingredientes activos para hacer los nuevos antibióticos.

“Este es el paso que debemos llevar a cabo en el siguiente estudio”, dijo uno de los miembros del equipo, Gerry Wright, de la Universidad McMaster. A menos que podamos estar un paso por delante de estos patógenos, la resistencia a los antibióticos se ha convertido en un problema importante de cara a un futuro.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.