Cáncer Salud

Estudio Estadounidense: El Azúcar Causa Cáncer

Un estudio estadounidense ha concluido en que el azúcar es uno de los alimentos más insalubres que los humanos pueden consumir, y es la causa número uno del cáncer.

azucar causa cancer

Según la investigación, el consumo regular de alimentos azucarados crea una adicción física, mucho más poderosa que la cocaína. También aumenta el riesgo de cáncer diez veces más.

Vamos a mirar la relación que hay entre el cáncer y el azúcar más abajo, pero antes vamos a ver la tendencia en el consumo de azúcar en los últimos 300 años.

  • En 1700, la persona promedio consumía aproximadamente 2 kilos de azúcar al año.
  • En 1800, la persona promedio consumía aproximadamente 8 kilos de azúcar al año.
  • En 1900, el consumo individual había aumentado a 40 kilos de azúcar por año.
  • En 2012, más del 50% de todos los estadounidenses consumieron 450 gramos de azúcar al día, lo que se traduce en 81 kilos de azúcar al año.
  • En 1890, sólo 3 de cada 100.000 personas tenían diabetes. En 2012, casi 8.000 de cada 100.000 personas fueron diagnosticadas con diabetes ¡y el número está aumentando todo el tiempo!

Creando nuestra adicción al azúcar

La “fiebre del azúcar” se ha dirigido a nuestros niños. Los niños estadounidenses están consumiendo alrededor de 10 veces más azúcar que en 1900, especialmente en forma de jarabe de maíz alto en fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés), que es la mayor fuente de calorías del estadounidense promedio.

El JMAF es altamente adictivo contiene fructosa y glucosa, pero no están ligados entre sí (como lo están en el azúcar de mesa) por lo que el cuerpo no necesita descomponerlo.

Por lo tanto, la fructosa se absorbe inmediatamente, yendo directamente al hígado, lo que la convierte en grasa (LDL y triglicéridos).

Según el Dr. Joseph Mercola:

La fructosa también engaña al cuerpo para que aumente de peso engañando su metabolismo (apaga el sistema de control del apetito).

La fructosa no estimula apropiadamente la insulina, que a su vez no suprime la grelina (la “hormona del hambre”) y no estimula la leptina (la “hormona de la saciedad”), que juntos resultan en una alimentación más abundante y una mayor resistencia a la insulina”.

Este proceso también suprime el sistema inmunológico. El consumo excesivo de azúcares procesados puede llevar a comprometer la función inmunitaria (disminuyendo la capacidad de los glóbulos blancos para destruir bacterias), obesidad y diabetes.

Y si eso no es suficiente, recuerde que el azúcar es altamente adictivo.

El Dr. Serge Ahmed de Burdeos, Francia, ha estado trabajando con ratas y dándoles la opción entre cocaína y azúcar. Adivina quién gana, una y otra vez. Pues sí, el azúcar.

Resulta que el sabor dulce del azúcar es más gratificante que el de la cocaína.

El azúcar produce dopamina en el cerebro. La gente se vuelve adicta a comer azúcar, por lo que necesita sentirse bien y feliz.

Si se pasa unos días sin consumir nada de azúcar, el cerebro comienza a producir dopamina por sí solo, pero el contra es que el proceso de abstinencia mantiene a muchos “adictos al azúcar” atrapados en la adicción porque desean volver a consumir.

¿El azúcar alimenta el cáncer? Explorando la conexión del azúcar y el cáncer

Debido al mecanismo respiratorio anaeróbico exhibido por todas las células cancerosas, el azúcar es el alimento favorito del cáncer. Esto significa que el cáncer se alimenta de azúcar.

Y puesto que la mitad del azúcar blanco de los Estados Unidos proviene de la remolacha azucarera, hay que recordar que la mayoría de las remolachas están ahora genéticamente modificadas con todos los riesgos asociados a los OGM.

Esta es otra razón para mantener la “Muerte Blanca” fuera de su dieta y reducir su riesgo de varios cánceres, ¿no?

Si tienes gusto por los dulces, es mejor que comiences a consumir stevia verde, la cual es 100% orgánica, también puedes consumir xilitol, miel cruda, jarabe de arce puro, melaza o azúcar de coco.

En resumen… si quieres mantenerte saludable, debes tomar el control de tu consumo de azúcar para que ella no tome el control sobre ti y tu salud.

Fuente:

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.