Espiritualidad

Hay Un Órgano En Tu Cerebro En El Que Se Sienta Tu Alma

“La luz del cuerpo es el ojo; si tu ojo es solo, todo tu cuerpo estará lleno de luz…” – Mateo 6:22-23

Situado en el centro anatómico de nuestro cerebro yace una glándula misteriosa que puede ser la puerta intermediaria que une nuestras experiencias físicas y espirituales aquí en la Tierra.

El filósofo francés del siglo XVII René Descartes acuñó este órgano, llamado la glándula pineal, como el “asiento del alma”, pues creía que proporcionaba a la gente un medio desde el cual nuestra alma podía ser expresada a través de nuestra fisicalidad.

asiento del alma cerebro

La glándula pineal ha sido un tema de gran debate durante las últimas dos décadas, ya que la comunidad científica aún está tratando de descubrir su función biológica completa.

El Dr. Rick Strassman, M. D., autor de DMT: The Spirit Molecule, ha dedicado años de investigación a la glándula pineal, ya que sugiere que esta glándula es la fábrica de un poderoso químico cerebral llamado DMT (Di-metil triptamina) que cuando se produce induce a una persona a una experiencia psicodélica y mística.

Muchas culturas diferentes hablan de nuestro “tercer ojo”, y las teorías modernas sugieren que esto puede ser una referencia a la pineal.

Aún más peculiar es el hecho de que la simbología de la glándula pineal se remonta a muchas civilizaciones como los romanos, mexicanos, egipcios, babilónicos y griegos.

Es interesante notar que incluso la Iglesia Católica muestra imágenes de glándulas pineales, ya que la Plaza Vaticana contiene la estatua más grande del mundo. ¿Qué podría significar todo esto? ¿Existe un conocimiento antiguo de esta glándula al que las culturas anteriores tuvieron acceso?

Además, ¿qué papel juega la glándula pineal en nuestras experiencias espirituales y cómo podemos explicar esto en términos fisiológicos?

Uno de los primeros relatos de la glándula pineal se encuentra en los escritos del siglo III a. C. Médico griego llamado Herófilo, donde él discute el órgano piniforme o en forma de piña como siendo el tamaño de nuestra uña meñique. El nombre viene del latín pinea, que literalmente significa “piña”.

Como se mencionó anteriormente, la glándula se encuentra en el centro geométrico aproximado de la masa cerebral. Además, la glándula no es técnicamente parte del cerebro, ya que no está protegida por la barrera hematoencefálica.

En su libro DMT: The Spirit Molecule, el Dr. Rick Strassman discute el estado de soledad único de las glándulas dentro del cerebro:

Todos los otros sitios del cerebro están emparejados, lo que significa que tienen contrapartes izquierdas y derechas; por ejemplo, hay lóbulos frontales izquierdos y derechos y lóbulos temporales derecho e izquierdo. La glándula pineal, único órgano no emparejado en lo profundo del cerebro, permaneció una curiosidad anatómica durante casi dos mil años. Nadie en el oeste tenía idea de cuál era su función “.

Además, la glándula pineal se sienta cerca de los centros sensoriales y emocionales del cerebro, lo que podría explicar por qué las experiencias espirituales pueden evocar tanta emoción y sensación. En el siglo XVII, René Descartes buscaba la fuente de nuestros pensamientos, y propuso que el órgano pineal solitario pudiera ser el generador.

Descartes se interesó por la localización de la pineal en relación con los conductos del líquido cefalorraquídeo, y sugirió que cuando la glándula pineal “segregaba nuestros pensamientos” que se movían a través del líquido cefalorraquídeo para llegar al resto del cerebro.

El bestseller del New York Times de David Wilcock, The Source Field Investigations, discute la idea de que nuestra glándula pineal es nuestro “tercer ojo”, que nos proporciona imágenes durante las experiencias psicodélicas y casi mortales (NDE, por sus siglas en inglés), y también mientras soñamos, encontrando evidencia biológica para apoyar esta afirmación,

[…] es evidente que existen varias relaciones entre la glándula pineal y la retina. Las similitudes en el desarrollo y la morfología han sido obvias durante muchos años….. Aunque se considera que la glándula pineal de los mamíferos es sólo indirectamente fotosensible, la presencia de proteínas en la pineal que normalmente están implicadas en la fototransducción[detección de luz] en la retina, aumenta la posibilidad de que ocurran eventos fóticos directos en la glándula pineal de los mamíferos…”.

Esta idea se ha convertido en una teoría común en la investigación de la glándula pineal. Huelga decir que la glándula pineal parece estar preparada para la transducción de señales, al igual que la retina del ojo, donde toma imágenes visuales y las envía al cerebro.

Los científicos sugieren que el interior de la glándula pineal es completamente negro, pero debemos preguntarnos por qué nuestros cuerpos crearían este tercer ojo con células detectoras de luz si no hubiera luz para ser detectada allí.

¿Podrían las imágenes que se crean cuando soñamos o durante una experiencia fuera del cuerpo venir de las células fóticas dentro de la glándula pineal?

Strassman propone que una potente molécula psicodélica llamada DMT es producida por la glándula pineal. Esta molécula se encuentra innata en la naturaleza, como en ciertas hierbas y raíces de árboles e incluso en nuestros propios cuerpos. Se dice que la experiencia traída por los humanos que fuman formas aisladas de DMT es profundamente vívida, espiritual y cambiante de vida.

La producción de DMT pineal debe ser considerada como plausible considerando que la glándula pineal es conocida por producir melatonina y serotonina, dos neurotransmisores que son estructuralmente muy similares a la DMT y que juegan un papel en nuestros ciclos de humor y sueño.

Para agregar al misterio, consideremos las imágenes flagrantes de la glándula pineal que se expresa en el arte sagrado y la arquitectura alrededor del mundo.

Como se mencionó anteriormente, la palabra pineal proviene de una palabra latina que significa “piña”, y por lo tanto la piña fue usada para representar la glándula pineal a lo largo de la historia. Wilcock’s The Source Field Investigations dedica un capítulo entero a la glándula pineal y su representación a lo largo de la historia.

Los siguientes son sólo algunos ejemplos del libro:

  • Una escultura de bronce de una mano del culto misterioso de Dioniso en el último Imperio Romano tiene una piña en el pulgar, entre otros símbolos extraños.
  • Un dios mexicano sostiene piñas y un abeto en una escultura
  • Un bastón del dios egipcio Osiris de un museo en Turín, Italia, tiene dos “serpientes de kundalini” que se entrelazan y enfrentan una piña en la parte superior.
  • El dios alado asirio/babilónico Tammuz es retratado sosteniendo una piña.
  • El dios griego Dioniso lleva un bastón con una piña en la parte superior.
  • El papa católico lleva un bastón con una piña directamente encima de su mano, donde se coloca la mano.
  • La escultura de piña más grande del mundo se encuentra en la Plaza Vaticana, en la Corte de la Piña.
  • La máscara funeraria dorada del rey Tut presenta una “serpiente kundalini” que emerge del área general de la glándula pineal en su frente.
  • Casi todos los dioses y diosas hindúes son retratados con un bindi, o tercer ojo, entre las cejas.
  • Una estatua del dios mesoamericano Quetzalcóatl tiene forma de la glándula pineal y contiene un collar alrededor del cuello de Quetzalcoatl que está hecho de piñas…”

Tal vez uno de los hechos más inquietantes es cuánto promueve la Iglesia Católica las imágenes de piñas. Es evidente que este fue un símbolo extremadamente importante para los primeros padres de la Iglesia, considerando la colocación de la estatua gigante de la piña en el Vaticano.

¿El Vaticano oculta el conocimiento sagrado que contribuiría a la evolución física y espiritual de la humanidad? Wilcock investiga más a fondo el asunto en su libro, describiendo la historia escrita de la glándula pineal:

Plato dice en La República (Libro VII),’ el alma a través de estas disciplinas tiene un órgano purificado e iluminado, un órgano que vale más la pena salvar que diez mil ojos corporales, ya que la verdad se hace visible sólo a través de esto'”.

Además, el erudito masónico Manly Palmer Hall es citado en la historia oculta del hombre como declarando lo siguiente:

Los hindúes enseñan que la glándula pineal es el tercer ojo, llamado Ojo de Dangma. Es llamado por los budistas el ojo que todo lo ve, y se habla de él en el cristianismo como el ojo único…[la glándula pineal] es un órgano espiritual que está destinado a ser lo que una vez fue, es decir, un vínculo de conexión entre lo humano y lo divino…”.

Es evidente que la pineal ha sido un foco a lo largo de la historia, con filosofías de todas las culturas que discuten este órgano en relación con el siempre creciente camino hacia la iluminación espiritual. Es posible que la glándula pineal sea nuestra conexión con lo divino, proporcionándonos visiones durante muchas experiencias metafísicas.

La siguiente pregunta surge, ¿por qué se mantiene en secreto?

Las teorías modernas sugieren que las “escuelas de misterio” que han estado ocultas en secreto durante milenios, tienen el conocimiento de la glándula pineal que muchas civilizaciones antiguas entendieron, y estas sociedades secretas están guardando esta información del público en general para mantener más poder y control.

Con esta información en mente, veamos el efecto que nuestro medio ambiente y dieta tienen en nuestra glándula pineal. Como se mencionó anteriormente, la glándula pineal no está protegida por nuestra barrera cerebral sanguínea, que hace que el líquido dentro de la pineal sea susceptible a la acumulación de depósitos minerales.

Estos minerales se compilan como racimos blancos duros y pueden aparecer en las radiografías o resonancia magnética. Una teoría sugiere que los minerales pesados y las toxinas que se vierten en nuestro medio ambiente y que son absorbidos en nuestros cuerpos tienen un efecto retardador sobre el poder potencial de nuestra glándula pineal. Uno de los principales químicos que causan la mineralización de nuestra glándula pineal es el fluoruro.

Como muchos de nosotros sabemos, el fluoruro es considerado un medicamento aprobado por la FDA que ayuda en la remineralización de nuestros dientes, previniendo la caries dental. El flúor se vierte en la mayoría de los sistemas de agua comunales de América del Norte, lo que hace cada vez más difícil para la población evitar el consumo de esta sustancia química.

Es seguro teorizar que los poderes en control tienen un entendimiento de este proceso de mineralización, y están utilizando fluoruro y muchas otras toxinas para debilitar nuestro verdadero potencial como seres humanos.

Sin embargo, en un aspecto positivo, durante los últimos cinco años hemos visto un aumento sustancial en la eliminación del fluoruro del agua de las ciudades de todo el mundo. La gente está recuperando el poder en sus propias manos, lo cual es inspirador por derecho propio.

Ahora entendemos que nuestra glándula pineal puede guardar los secretos de la iluminación divina que ha sido buscada y discutida desde los primeros relatos de la humanidad. ¿Qué podemos hacer para limpiar nuestra glándula pineal? La eliminación del fluoruro es el primer gran paso en este proceso.

Saca el mensaje en tu propia comunidad y sé el que hace la diferencia. También hay otros suplementos como el aceite de pescado patín de hielo azul que ayudará a descalcificar la glándula pineal.

Independientemente de la agenda de la élite para impedir que la información salga a la luz, en esta era de libertad de Internet y compartir están luchando una batalla perdida. Al entrar en la “edad de oro”, estamos desbloqueando los grilletes que nos han sujetado durante milenios.

Mucha de la información de este artículo fue obtenida de DMT de Rick Strassman: The Spirit Molecule y David Wilcock’s The Source Field Investigations. Recomendamos estos dos libros para cualquiera que quiera saber más sobre los temas tratados en este artículo.

Fuente

4 Comentarios

Haz click para dejar un comentario

  • Están confundidos, el alma viene del Latín anima lo que anima la materia inerte y esto es el Código Genético que es el plano molecular de cada ser vivo sin este plano no habría vida, la gente por la ignorancia lo ve sobre natural y diviniza todo no hay nada divino. El espíritu es la Inteligencia que es lo que no se ve no se toca pero se siente como lo enseñan las religiones, un ser espiritual es el que ha desarrollado no nada más la conciencia sino la supra conciencia, si la conciencia te dice tírate al abismo la supra conciencia te dice detente piensa lo que vas a hacer, es el ser, el yo mismo. En la vida no hay nada místico ni divino eso es ignorancia.

  • Si ustedes verdaderamente luchan por el despertar de la humanidad, les pido encarecidamente, habilitar la función copiado de estas interesantes lecturas, con la finalidad de incentivar la investigación.

    • Antonio debido al plagio de otras páginas, la función de copiado está desactivada. Puedes imprimirlo directamente desde tu ordenador. Un saludo.

  • Sin lugar a dudas, nuestra glándula pineal está siendo calcificada debido a los alimentos y el agua (metales pesados, flúor, cloro y otros químicos) que consumimos, además de los ingredientes químicos. El 99% de los alimentos que consumimos están basados en almidón y sangre, junto con colorantes y sabores artificiales, azúcares y preservativos. No es una casualidad que la gran mayoría de las personas sufren de depresión debido precisamente a esa calcificación. Qué recetan los psiquiatras, pues, precisamente drogas para aumentar el nivel de serotonina y de melanina, ambas hormonas producidas por esta glándula. Nuestro cuerpo deja de ser eléctrico (alkalinidad) y se comporta ácidamente. A menos función de la glándula pineal, más apáticos nos comportamos, más intolerables y más individualistas. Dejamos de vibrar a altas frecuencias, las cuales auspician el amor colectivo y la espiritualidad. En resumen, La disonancia alimenticia es la responsable de la calcificación en nuestro tercer ojo.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.