Uncategorized

5 plantas que al ponerlas en tu habitación te ayudarán a dormir mejor

Muchas personas tienen la idea errónea de que dormir con plantas en la habitación es malo, pero como dice el botánico Gilberto Kerbauy de la Universidad de São Paulo, si eso fuera cierto, “no habría ningún indio vivo en la selva del Amazonas.”

5 plantas mejoran dormir

Por supuesto que hay plantas apropiadas para ponerlas en la habitación. Estas plantas purifican el aire y aumentan los niveles de oxígeno, así que dormirás y respirarás mejor.

Aquí hay cinco de ellas:

Lavanda

Esta planta alivia la ansiedad y ayuda al insomnio. Inhalar el aroma de la lavanda proporciona un efecto calmante y sedante.

Aloe vera

Los expertos creen que tiene una fuerte poder desintoxicante y antiinflamatorio. Además, el aloe vera es una planta especial para tener en su casa, ya que elimina las sustancias químicas en productos de limpieza. También purifica el aire.

Aquí un hecho importante: cuando se expone a la zona altamente contaminada, el aloe desarrolla manchas marrones y señales de que algo anda mal en términos de calidad del aire.

En este artículo puedes ver todos los beneficios y propiedades del aloe vera.

Jazmin

Es capaz de darle una buena noche de sueño de una manera completamente natural. El gran beneficio del Jazmin es que además de mejorar la calidad del sueño, reduce la ansiedad. Nunca despertarás de mal humor o enojado.

Espada de san jorge

Purifica el aire y aumenta los niveles de oxígeno y es probablemente la mejor planta para permanecer en su habitación.

La espada de san jorge absorbe el dióxido de carbono y emite oxígeno por la noche.

Si necesitas mejorar la calidad de tu sueño y respirar con facilidad, esta planta es ideal para ti.

Hiedra

Los científicos dicen que esta planta es excelente para la purificación del aire. Absorbe las toxinas más peligrosas tales como el benceno y el formaldehído. Es sin duda una de las mejores plantas para tenerla en su habitación.

1 Comentario

Haz click para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • En primer lugar, la cantidad de oxígeno que consume una planta de tamaño razonable (que cabe en un dormitorio) es bastante más pequeña que la que consume una persona. Si la falacia fuera cierta, las noches de bodas serían las antesalas de los funerales: los novios dormirían juntos y, a la mañana siguiente, uno de ellos (o los dos) aparecería muerto. ¿Y los hermanos? En muchas familias en las que duermen dos en la misma habitación – incluso más, si hay muchos niños y poco espacio – los pequeñuelos deberían caer fulminados durante la noche como golondrinas.n segundo lugar, ¿qué tiene que ver el que estés durmiendo? ¿Y si estás despierto? En el colegio, cuando éramos niños y estábamos cuarenta en una habitación durante horas, ¡cuarenta niños!, ¿es que no debería habernos faltado mucho más oxígeno que con unas plantas en el dormitorio? “Profesor, ¿puedo salir al pasillo un momento? Es que Juanito consume mi oxígeno y me estoy ahogando.”

    En tercer lugar, aunque cada planta de tu dormitorio consumiera lo mismo que diez personas respirando en tu cuarto, ¿pero en qué tipo de dormitorio duermes si el oxígeno no puede entrar? ¿Está herméticamente cerrado? ¿Si enciendes una vela, al cabo de un tiempo se apaga? Entiendo que un astronauta en la Estación Espacial Internacional se preocupe por el oxígeno que le queda pero, ¿en una casa normal? Absurdo. Otra cosa es si algo en la habitación produce un gas venenoso (como monóxido de carbono), pero quedarse sin oxígeno es muy, muy difícil.

    Lo único que se me ocurre (porque, como he dicho antes, en muchos otros países esta falacia no es común) es que alguien, siendo niño en clase de Naturales, escuchó que “las plantas, de día, realizan la fotosíntesis y consumen dióxido de carbono, y de noche respiran oxígeno” (¡como si las plantas no respirasen también de día!), y pensó…_“Las plantas respiran oxígeno de noche y nos lo quitan…¡no debemos dormir con plantas!” _

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.