Salud

4 pruebas de que tener un gato es bueno para la salud

El ronroneo de los gatos, esa vibración tan divertida que hacen cuando están cómodos, tiene un gran potencial terapéutico. La vibración de 20 a 140 Hz que es producida puede mejorar su salud de varias maneras. ¿No te lo crees? Echa un vistazo a estos datos:

4 pruebas de que tener un gato es bueno para la salud

1. Se comprobó que interactuar con un gato (o con cualquier otro animal pequeño) ayuda a disminuir la presión arterial. No es de extrañar que un estudio reciente mostró que las personas que tienen gatos tienen un 40% menos probabilidades de tener un ataque al corazón.

2. Las vibraciones causadas por el ronroneo ayuda a curar las infecciones y a disminuir la inflamación.

3. Las mismas vibraciones pueden ayudar a fortalecer los huesos. Un análisis, publicado en 2006 por Scientific American, muestra que los gatos ronronean no sólo por placer, sino también cuando se encuentran en una situación que consideran difícil. El ronroneo promueve una recuperación más rápida de los huesos rotos.

4. El ronroneo también ayuda a aliviar la disnea. sensación incómoda de falta de aliento, como si la respiración estuviese incompleta.

El infrasonido

Para empezar, el ronroneo está en el límite de ser un infrasonido. Mientras que las ondas ultrasónicas son ondas cortas de alta frecuencia, el infrasonido se “hace” con ondas sonoras consideradas graves, con baja frecuencia. Apenas se oye por los seres humanos, en promedio, tienen una audiencia que se capta desde los 30 Hz (aunque hay casos de personas que pueden oír frecuencias más bajas).

Pero el hecho de que no se pueda oir una frecuencia no significa que no puede afectarle. Los tigres puede producir gruñidos de 18 Hz. No te das cuenta inmediatamente del sonido, es como una presencia que puede dejarte petrificado. Del mismo modo, los ruidos hechos por los gatos pueden tener un efecto sobre los músculos – pero esta vez, se relajante, la promoviendo una serie de efectos beneficiosos.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.