Espiritualidad

30 Rasgos De Una Persona Sensible – Aprende A Reconocerte

Ser una persona sensible significa tener la capacidad de comprender y detectar (y en ocasiones afectar también) la energía de los demás, teniendo como una capacidad innata para sentir y percibir intuitivamente cosas que no todos se dan cuenta.

Nuestra vida en general está influenciada por los deseos y pensamientos inconscientes, así mismo como los estados de ánimo de los demás. Ser sensible, es mucho más que ser empático y no se limita sólo a las emociones que se sientes.

personas altamente sensibles

Las personas más sensibles pueden percibir los impulsos físicos y espirituales de los demás, así como los sentimientos, y cuentan con una mayor claridad a la hora de ver de lejos las verdaderas motivaciones e intenciones de los demás.

A continuación se enumeran 30 de los rasgos más comunes que tienen las personas sensibles o con alta empatía:

Saber

Las personas sensibles saben cosas sin que nadie se las diga, es un conocimiento que va más allá de la intuición, cuanto  más en sintonía se está con esta intuición, más fuerte se convierte ella.

Estar en lugares públicos puede ser abrumador

En lugares como centros comerciales, supermercados o estadios, donde hay un montón de gente alrededor, las personas que son sensibles, pueden llegar a sobrecargarse con las emociones turbulentas que en estos lugares acaecen,

Sentir las emociones de otras personas

Esta es una gran carga para las personas que son altamente sensibles (PAS), algunas de estas personas pueden llegar a sentir las emociones de las personas que tienen cerca y también las de personas que están más lejos.

Mirar la violencia y las tragedias puede llegar a ser insoportable para ellos

Cuanto más empático se es, más complicado puede ser el acto simple de ver la televisión. Pudiendo suceder que finalmente tengan que dejar de ver la televisión o de leer los periódicos.

Sabe cuándo una persona está siendo sincera y honesta

Si un amigo o un ser querido le empieza a mentir, la persona PAS, lo sabrá, si alguien está diciendo algo con honestidad, también lo sabe, aunque muchas personas tratan de no centrarse mucho en esto porque es algo doloroso, saber que te están mintiendo.

Síntomas físicos de la persona

Un empático puede desarrollar las enfermedades de otra persona, especialmente de aquellos a los que tiene más cerca.

Trastornos digestivos y problemas de espalda

El chakra del plexo solar se basa en el centro del abdomen. Aquí es donde los empáticos sienten la emoción de otro, lo que puede llegar a debilitar la zona y finalmente dar lugar a diversos problemas, desde úlceras hasta una mala digestión, entre otras muchas cosas.

Va en busca de los oprimidos

La persona que es altamente sensible, parece tener un imán para atraer a las víctimas de injusticias o a personas que están sufriendo, todo para ayudarlas.

Los problemas de los demás

Un empático puede llegar a convertirse en un verdadero vertedero de problemas de todo el mundo, y si no tiene cuidado, puede acabar haciendo esos problemas suyos propios.

Constante fatiga

Las personas sensibles, a  menudo se agotan la energía, porque absorben las energías de los demás, a muchos no es raro que se les diagnostique con fatiga crónica o fibromialgia.

Problemas de adicción

El alcohol, las drogas y el sexo, entre otros, son unos de los vicios que las personas empáticas pueden usar para bloquear las emociones de los demás, es como una forma de auto-protegerse, con el fin de tener una válvula de escape.

Atracción por la sanación, terapias holísticas y metafísica

Aunque muchos de ellos pueden llegar a curar a otros, en muchas ocasiones ven esta habilidad como obstruida y se ayudan de este tipo de terapias por las que sienten gran vocación. Cualquier cosa que tenga una naturaleza sobrenatural es de interés para los psíquicos, y no se sorprenden ni conmocionan fácilmente.

Creatividad

Cantar, bailar, actuar, dibujar o pintar, sea cual sea, o una persona empática va a tener una fuerte vena artística y una imaginación muy fértil.

Amor por la naturaleza y por los animales

Estar al aire libre en la naturaleza es una necesidad para los sensibles y las mascotas son una parte esencial de su vida. Les  cuesta tener a una mascota en sí, porque creen que éstas deben de ser libres, pero la verdad es que les tienen un gran sentido de protección y afecto hacia ellos.

Necesitan soledad

Una persona empática puede llegar a enfermarse si no goza de tranquilidad, sobretodo se ve en los niños que son muy sensibles, que se ponen muy irascibles.

Se aburren con las tareas rutinarias

El trabajo, la escuela, la vida familiar tienen que ser interesantes para que un empático no se distraiga y se pierdan en sus sueños.

Les resulta imposible hacer cosas que no les gustan

Forzar a un empático a hacer algo que no le gusta creándole culpa o etiquetándolo como pasivo, sólo servirá para hacerle infeliz, es por eso que muchos sensitivos están etiquetados como personas perezosas.

Luchan por la verdad

Es muy frecuente que un empático descubra sus dones de nacimiento a través de desmantelar mentiras de los que hay a su alrededor.

Siempre busca respuestas a las preguntas sin respuestas

La persona PAS, siempre intentan y se esfuerzan por encontrar una explicación. Si tiene un conocimiento de algo, busca confirmar que está en lo cierto. La carga negativa de esto es que a lo largo de su vida puede sobrecargarse de información.

Le gusta la libertad

Son muy sensibles de espíritu y les cuesta unirse a alguien.

Aborrece el desorden

Este trastorno puede traerle una sensación de peso y bloquear su flujo de energía

Adora soñar despierto

Un empático puede mirar hacia el espacio por horas, y conseguir crear un mundo propio y a su vez mucha felicidad.

Pensar en seguir reglas o el  control, es pensar en encarcelamiento

Cualquier cosa que le amenace su libertad es debilitante para un empático.

Exceso de peso

Esta es  una forma de protegerse para impedir la llegada de energías negativas, que por sí solas ya tienen mucho impacto en él

Es un excelente oyente

El empático no quiere hablar con nadie, a no ser que confíe ciegamente en él, sin embargo le gusta conocer a otras personas y que ellas les cuenten sus cosas, así aprende y le ayuda.

Intolerancia al narcicismo

Aunque es sensible y generoso, a los psíquicos no les gusta tener gente a su alrededor que son demasiados egoístas, en primer lugar porque siempre se niegan a considerar los sentimientos de los demás o los puntos de vista diferentes a los suyos.

Capacidad de sentir la vibración de los días de la semana

Un empático es capaz de sentir la “sensación del viernes”, captan la energía del colectivo.

No le gusta comprar cosas de segunda mano

Esto es porque cualquier propiedad que haya sido de un dueño anterior viene con la energía propia del que era dueño. Un empático incluso prefiere tener un coche nuevo (si está en posición financiera de hacerlo) y que no tenga energía residual.

Siente la vibración de la comida

A muchos psíquicos no les gusta comer carne o aves de corral, incluso gustándole su sabor, ya que sienten las vibraciones de los animales que han sufrido después de su muerte.

Puede parecer tímido, distante o desconectado

Dependiendo de cómo se siente un empático, va a fluir de una manera distinta y así se mostrará al mundo. Los empáticos pueden ser propensos a los cambios de humor si captan energía negativa en el ambiente, a pesar de estar en el ambiente.

Si te identificas con la mayoría o la totalidad de lo anterior, entonces definitivamente eres una persona PAS y empático.

¡Suscríbete a Despierta!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.